SHARE
El sector fotovoltaico celebra las nuevas subastas renovables para abaratar los precios de la electricidad

La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia acaba de analizar los resultados de la subasta de renovables que tuvo lugar a finales del pasado mes de enero y su efecto en el funcionamiento del mercado eléctrico y ha emitido un informe en el que recomienda mejoras en el diseño para próximas ediciones.

 

Dichas mejoras “afectan a aspectos como la comunicación de los resultados de la subasta, la salvaguarda de competencia, la sincronización del calendario indicativo de subastas con la ordenación de las solicitudes de acceso, la celebración de subastas específicas o neutras, el número de tramos que se ofertan en la subasta o la duración del periodo de inserción de pujas, entre otras”.

 

Resultados de la última subasta

En la subasta de enero, el 67,1 % (2.036.264 kW) de la potencia fue adjudicada a la tecnología fotovoltaica a un precio medio ponderado de 24,47 euros por megawatio hora, mientras el 32,9 % restante (997.914 kW) a la tecnología eólica terrestre, a un precio medio ponderado de 25,31 euros por megawatio hora. Los precios medios de ambas tecnologías fueron similares, lo que revela que hubo competencia entre ellas por la adjudicación. Po otro lado, los 3.034 MW adjudicados representan en torno al 11 % del incremento de potencia renovable previsto en el PNIEC para el año 2025 (28.234 MW), respecto al año 2020.

La potencia adjudicada a la fotovoltaica tiene el 28 de febrero de 2023 como fecha límite para estar disponible, mientras que la fecha límite de disponibilidad de la potencia adjudicada a la tecnología eólica terrestre es el 29 de febrero de 2024. La CNMC considera que la incorporación de esta potencia contribuirá a bajar el precio del mercado diario cuando desplace a tecnologías marginales más caras.

Asimismo, la instalación de la potencia adjudicada contribuirá a reducir las emisiones de CO2 en un volumen estimado entre un millón y millón y medio de toneladas anuales.