SHARE
El Ministerio de Transición Ecológica impulsa con 20 millones de euros las instalaciones fotovoltaicas en Canarias

La pasada semana tuvo lugar un encuentro telemático en el que la secretaria de Estado de Energía, Sara Aagesen, dependiente del Ministerio de Transición Ecológica, detalló las principales líneas del programa con el que se prevé la entrada de 150 megavatios (MW) de potencia renovable en Canarias. La convocatoria, que será cofinanciada por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER), es la tercera de las realizadas en los sistemas eléctricos de los territorios no peninsulares, después de EolCan (eólica en Canarias) y SoLBal (fotovolaica en Baleares), y que suponen en total la inversión de 115 millones de euros en apoyo público, aproximadamente 620 millones de euros de inversión y la puesta en marcha de aproximadamente 650 MW renovables en los citados territorios insulares.

El programa “SolCan” para 2020 destinará 20 millones de euros a impulsar las instalaciones de energía solar fotovoltaica en el archipiélago de las Islas Canarias, a través de la entrada en funcionamiento de 150 megavatios (MW) de potencia renovable. Las singularidades de los sistemas eléctricos de los territorios insulares respecto del sistema peninsular, derivadas fundamentalmente de su carácter aislado y su reducido tamaño, suponen mayores dificultades para la integración de la producción eléctrica a partir de fuentes de energía renovables. Pese a ello, Canarias lleva efectuando esfuerzos muy significativos en los últimos años para que, por ejemplo, territorios como la isla de El Hierro haya logrado autoabastecerse totalmente con energías renovables de forma puntual.

No obstante, la desventaja insular en producción renovable insular se demuestra con los datos de 2019, año en el que se situó en torno al 16,4 % frente al 38,6 % de penetración renovable registrado en el sistema peninsular. Los objetivos marcados por la Unión Europea en el uso de energías renovables obligan a acometer medidas que favorezcan por tanto poder propiciar nuevas instalaciones en el archipiélago. Las subvenciones serán percibidas por los beneficiarios con carácter definitivo, una vez se verifique la ejecución del proyecto, se certifique la inversión y la solicitud de pago sea aceptada por Feder. Además, el Instituto para la Diversificación y el Ahorro de Energía, IDAE, que serán quien gestione la línea de ayudas, podrá anticipar su totalidad.

En el encuentro celebrado la semana pasada, junto a Sara Aagesen, participaron el consejero de Transición Ecológica, Lucha contra el Cambio Climático y Planificación Territorial del Gobierno de Canarias, José Antonio Valbuena, y el director general del propio Instituto para la Diversificación y el Ahorro de Energía, Joan Groizard.