SHARE
La CNMC publica los protocolos de cálculo para compensar los excedentes del autoconsumo

Según una información publicada la semana pasada por El Economista, el autoconsumo compartido permitirá la libre elección de comercializadora. Así se lo aseguró Joan Groizard, director general del Instituto para la Diversificación y el Ahorro de Energía, a la citada publicación recientemente en una conversación en la que hizo explícito que existirá un reparto horario, según el cual se fijará un criterio para cada hora del día, de tal modo que el propietario de la instalación de autoconsumo podrá repartirse la producción de cada una de las más de 8.700 horas del año.  La nueva normativa, que está aún en estudio, hará posible que el autoconsumidor pueda mantener la misma compañía comercializadora o elegir cualquier otra que prefiera. Groizard también añadió que se trata de una norma “mucho más barata de aplicar y más sencilla de entender, con la que perseguimos aprovechar y optimizar mejor el autoconsumo”. Actualmente, los consumidores integrados en la modalidad posible de autoconsumo colectivo estático deben acordara el reparto de la energía producida, de tal forma que la cuota asignada para aprovecharla es fija para cada uno de ellos. En la modalidad de autoconsumo dinámico, según el máximo responsable del IDAE, “las normas de reparto pueden cambiar y, a día de hoy, eso solo se podría hacer si en ese autoconsumo colectivo todos tuvieran la misma comercializadora».

El sistema que ahora se propone mantiene la necesidad de acordar el reparto entre los autoconsumidores que comparten la instalación, pero les permite elegir tramos, con una unidad de división máxima según cada una de las horas de cada día. Esa opción ofrece una mayor flexibilidad para poder disponer de una mayor cantidad de energía en las horas en las que puedan necesitarlo y también no requerirla cuando estén ausentes de su hogar. No obstante, la normativa está aún pendiente de ver la luz y la situación legislativa está totalmente condicionada a los imperativos que impone el Estado de Alarma y la lucha contra el COVID–19.

Groizard también insiste en la mayor facilidad que supone para las compañías comercializadoras el nuevo sistema, lejos de que la nueva regulación les lleve a complicar la facturación a sus clientes, como sí ocurriría con un reparto dinámico, según su opinión. Desde las organizaciones patronales del sector renovable no existe un convencimiento claro  sobre el desarrollo del autoconsumo compartido, que hasta el momento no está experimentando una importante demanda y que, en su opinión, tiene numerosas trabas para alcanzarla. También insisten en la relevancia de poner en marcha campañas didácticas para empresas y ciudadanos sobre las ventajas económicas que supone el autoconsumo. Precisamente ese argumento económico y la importancia de incentivar la actividad económica en un momento como el actual es uno de los argumentos que esgrime también el propio director del IDAE.