SHARE
Un proyecto mejora la eficiencia energética y el confort térmico en el trabajo

Una iniciativa impulsada por el Instituto de Biomecánica (IBV) y el Instituto Tecnológico de la Energía (ITE), con el apoyo del Ayuntamiento de Valencia, quiere propiciar una mejora de la eficiencia energética y el confort térmico en el trabajo. En concreto, el proyecto lleva por título, “Reenfoco: Desarrollo de soluciones adaptadas para dar respuesta a la demanda energética en el entorno laboral de forma sostenible y colaborativa” y ha sido presentado a una convocatoria para ayudas en centros tecnológicos de la Comunidad Valenciana, cofinanciado por la Unión Europea a través del Fondo Europeo de Desarrollo Regional.

El objetivo es facilitar la gestión de la energía consumida en entornos laborales, como los del sector servicios e industria, incluyendo a las empresas y su personal en las decisiones de gestión de la energía para que el consumo sea sostenible y responsable. El proyecto, que tiene una duración de 18 meses y apoyo técnico de la Fundación Valencia, Clima y Energía, quiere involucrar a los trabajadores, con influencia por los niveles de confort en su puesto de trabajo, y a las empresas, con una atención cada vez mayor por la eficiencia energética de sus instalaciones y la reducción del impacto ambiental.

Entre sus propuestas está la de identificar las características principales del desarrollo de soluciones de gestión eficiente de los recursos energéticos en el entorno laboral a través de la orientación a las empresas y su personal, con la aplicación de metodologías de innovación orientada por las personas, que mediante la comprensión de necesidades, demandas y expectativas asegura un compromiso con la transición energética.

Además, también intentará profundizar en desarrollos tecnológicos que combinen la gestión de la energía generada y el almacenamiento y el avance en nuevas soluciones de eficiencia energética basadas en el uso de elementos personalizados en función de las características térmicas de los trabajadores y las trabajadoras para mejorar su sensación de confort, como el vestuario laboral, la zonificación o el mobiliario de oficina inteligente, reduciendo así el coste de la climatización.