SHARE
Hoy, 5 de marzo, se celebra el Día Mundial de la Eficiencia Energética

Este viernes 5 de marzo se celebra el Día Mundial de la Eficiencia Energética, una conmemoración que tiene como finalidad reflexionar y crear conciencia acerca de la importancia del uso racional de la energía para el propio de bien de la raza humana, especialmente teniendo en cuenta que, de continuar su despilfarro, implicaría consecuencias irreparables para el planeta entero.

 

Garantizar el acceso a una energía asequible, segura, sostenible y moderna para todos es una de las metas de Naciones Unidas dentro de su Objetivo de Desarrollo Sostenible ODS 7. Para ello, uno de los objetivos que se marca es el de duplicar la tasa mundial de mejora de la eficiencia energética de aquí al año 2030, un datos que es de gran relevancia recordar en esta fecha, que invita a sensibilizar sobre la necesidad de reducir el consumo mediante el uso razonable y sostenible de la energía.

Potenciar la eficiencia energética se basa en optimizar los procesos de producción y consumo de energía, apostar por fuentes de energía renovable en detrimento de los combustibles fósiles, fomentar el consumo responsable y el reciclaje, entre otros. Una buena manera de celebrar esta fecha consiste en adoptar pequeños cambios en nuestros espacios cotidianos y hacer de ellos espacios sostenibles. Algunas de esas medidas que se proponen a nivel individual, para promover cambios de conducta personales hacia costumbres y formas más eficientes podrían ser las que enumeramos a continuación:

  • Usar bombillas de bajo consumo (LED), consumen menos energía.
  • Evitar dejar las luces encendidas, si no se les está dando uso
  • Asegurarnos de no dejar los cargadores de los teléfonos móviles en el enchufe.
  • Lavar y planchar la ropa, si es posible de una sola vez.
  • Apagar todos aquellos equipos que no estén en uso, ordenadores, televisores, etc.
  • Aprovechar al máximo la luz natural en nuestras actividades diarias y así evitar el uso desmedido de la luz artificial.
  • Disminuir el uso de nuestros vehículos y optar por otros medios de transporte.