SHARE
eficiencia energética cuesta dinero a las pymes cada año

El 24,2% de la energía que se consume por parte de las pymes españolas es gasto inútil, esta cantidad supone aproximadamente unos 4.105 millones de euros que las pymes regalan a las compañías eléctricas, todo ello conforme a la novena edición del índice de eficiencia energética en las pymes. Este documento es elaborado por la Fundación Gas Natural Fenosa con carácter bianual y, para elaborar el estudio se ha contado con más de 2000 empresas, con un tope máximo de 250 empleados (tope máximo de empleados en una empresa para ser considerada pyme, junto a una facturación inferior o igual a los 50 millones de euros o un balance igual o inferior a los 43 millones de euros)

En este estudio se ha analizado las medidas que están tomando las pymes para mejorar la eficiencia energética en sus negocios, y aunque se ha apostado fuerte por la inclusión de aparatos y maquinaria más eficientes, no se han realizado grandes avances en la monitorización del consumo, medida indispensable para poder conocer y controlar la forma de consumo de energía.

Mientras, el consumo por iluminación LED se ha convertido en una de las tecnologías en las que más se ha invertido, hasta llegar a un punto en el que difícilmente se podrá conseguir ahorros energéticos en iluminación. El contrapunto se encuentra en la climatización, uno de los elementos oportunos para rebajar la factura y ajustar la potencia contratada, y entre los parámetros más importantes para reducir el recibo eléctrico.

A pesar de los diferentes planes que las distintas comunidades autónomas han ido promoviendo, las pymes tienen un recorrido grande para obtener importantes ahorros en su factura energética. Por sectores, las pymes hosteleras son las más eficientes, seguidas por las de la industria con potenciales ahorros muy bajos. Frente a ellas se sitúan los servicios profesionales y el comercio, que tienen recorrido para un ahorro importante que supera el 25%.

La falta de revisiones de las instalaciones provoca que haya gran cantidad de pymes que todavía tienen instalaciones trifásicas, sin aprovechar las ventajas de este tipo de instalaciones, y con la contrapartida de ser excesivamentes caras para las pymes e impedir la reducción de la potencia contratada.