SHARE
ABB actualiza edificios emblemáticos en el proyecto Smart City de Zaragoza

La capital aragonesa se ha convertido en uno de los primeros centros metropolitanos a nivel mundial en adoptar la tecnología digital, gracias a un contrato de mantenimiento y eficiencia energética  que ciudadanos, autoridades municipales, empresas privadas, emprendedores y universidades colaboren en un ecosistema de ciudad inteligente diseñado para promover la inclusión digital y social. Edificios emblemáticos de la ciudad como el Seminario de Zaragoza, que alberga la sede del ayuntamiento, la casa consistorial, el cuartel de policía La Paz y el Centro de Arte y Tecnología son algunos de los pioneros del proyecto, en el que también participa la firma ABB, como proveedor de tecnología, mediante una monitorización avanzada de la energía que se efectúa a través de una plataforma IoT de gestión energética basada en la nube, parte del portafolio de ABB AbilityTM. Este sistema de monitorización de la energía les permite cumplir la norma ISO 50001, que ayuda a utilizar la energía de forma más eficiente, de tal modo que la ciudad puede reducir su consumo de energía en un 20 % y de reducir su huella de carbono.

Como pilar de estas tecnologías destaca Ekip UP, especialmente diseñada para instalaciones existentes, como los cuatro edificios mencionados antes. Se trata de la unidad que actualiza la electrónica de las instalaciones antiguas para convertirlas en digitales, diseñada con el objetivo de reacondicionar cualquier sistema de distribución eléctrica de una manera económica. Su software integrado optimiza la continuidad del servicio y la eficiencia energética, ahorrando hasta un 30 % en costes operativos. Al tratarse de un producto versátil que aglutina funciones de medición, protección y control, se puede utilizar en una gran variedad de aplicaciones y sectores distintos. Al aprovechar los módulos de comunicación plug and play, diferentes opciones de montaje y sensores de corriente de núcleo abierto, la instalación de Ekip UP es un 50 % más rápida que las soluciones tradicionales y tiene un menor impacto en los activos de distribución eléctrica.

Entre las tecnologías instaladas por ABB se incluyen Ekip UP con medición avanzada, un conjunto completo de registros de analizadores de red, el datalogger integrado del mismo Ekip UP, sensores de corriente de núcleo abierto, módulos de comunicación plug and play y conectividad para la monitorización avanzada de energía a través del sistema ABB AbilityTM basado en la nube. ABB impartió también formación técnica a instaladores de la empresa española Imesa, adjudicataria del proyecto, y a ingenieros del propio ayuntamiento. Además facilitó directrices técnicas para la solución completa, incorporando productos de medición, monitorización digital de energía, la plataforma IoT basada en la nube y consultoría sobre eficiencia energética. Además de la tecnología Ekip UP, el proyecto incorporaba productos complementarios del portafolio de baja tensión de ABB, como interruptores automáticos, interruptores diferenciales, envolventes y otros productos.