Las ventas de vehículos eléctricos podrían crecer un 55% con el plan Moves

Las ventas de vehículos eléctricos puros de todo tipo subieron un 41,5 % hasta octubre, contabilizando 26.606 unidades, según datos de la Asociación Empresarial para el Desarrollo e Impulso de la Movilidad Eléctrica, Aedive, y la Asociación Nacional de Vendedores de Vehículos a Motor, Reparación y Recambios, Ganvam, que añaden que sólo en octubre, los registros crecieron un 26 %, con 2.247 unidades.

 

Por tipo de vehículo, los turismos, que supusieron el 51 % de las matriculaciones de eléctricos, crecieron un 41,3 % y acumulan ya 11.470 en lo que va de año, un 38,5 % más que el ejercicio anterior. Pierden peso las furgonetas eléctricas, que caen un 45 % el mes pasado y descienden un 23,5 % en el acumulado de 2020, con un total de 1.288 unidades. Por su parte, los ciclomotores, que mediante el motosharing, están siendo una importante vía de popularización de la movilidad eléctrica, crecieron en octubre un 162,3 %, hasta las 559 unidades, y en lo que va de año suben un 60 %, con un total de 7.322 registros.

Los datos contrastan con los de las ventas de automóviles en general -incluyendo vehículos de combustión- que retrocedieron un 21 % en octubre y arrastran un desplome del 37 % desde enero. El concreto, el mercado español cerró el mes con 74.228 matriculaciones y un total de 669.662 unidades en lo que va de año.

 

Colaboración público-privada para incentivar la movilidad eléctrica

Pese a este crecimiento, desde Aedive y Ganvam demandan “la puesta en marcha de una ambiciosa estrategia impulsora”, para alcanzar los objetivos del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia de la Economía Española -que fija para 2023 un parque de 250.000 vehículos eléctricos, frente a los 78.000 actuales-. Ambas organizaciones estiman necesario matricular al año una media de 43.000 unidades de vehículos eléctricos de todo tipo durante los próximos cuatro ejercicios. Para 2020, ambas entidades estiman un aumento del 55 %, hasta situarse en el entorno de las 38.000 unidades, frente a las 26.600 actuales.

Para acelerar la consecución de estos objetivos creen necesario un mayor esfuerzo para incentivar la movilidad eléctrica. “Las previsiones de Transición Ecológica están orientadas a que los 64 millones de euros previstos en el proyecto de Presupuestos Generales del Estado sirvan para incentivar la compra de 50.000 vehículos eléctricos en 2021, si bien será necesaria una estrategia continuada y estructural para poder aumentar el parque de eléctricos de manera progresiva”.

Además, también consideran que el impulso a la movilidad eléctrica “debe ir acompañado de un despliegue de los puntos de recarga, de manera que para poder alcanzar los 100.000 previstos para 2023, es básico, por un lado, ponérselo fácil a los operadores con pliegos y licitaciones homogéneas y, por otro, apostar de forma decidida por la colaboración público-privada”.  Y aducen que “el apoyo a los talleres para adaptarse a la movilidad eléctrica, aceleraría la capilaridad de la red de infraestructuras en más de 40.000 puntos”.