Inauguración de punto de recarga en Extremadura
Rating: 5.0/5. From 1 vote.
Please wait...

Con la inauguración de su Estación Premium en Monesterio, en la provincia de Badajoz, con cargadores de 150 kW y 50 kW, Iberdrola ha comenzado el despliegue de su corredor de recarga eléctrica superrápida, que tiene como objetivo unir el centro y el sur de la Península, en este caso Madrid con Andalucía Occidental y Portugal. A esta puesta en marcha se le unirá en los próximos días otra nueva en la localidad toledana de Oropesa.

De este modo, Iberdrola quiere acelerar su plan de movilidad sostenible que prevé la instalación de 150.000 cargadores eléctricos en hogares, empresas y en la vía pública -en autovías, apuesta por la recarga superrápida- en los próximos cinco años. En la región extremeña, la compañía tramita otros 18 cargadores en vía pública -uno de ellos Premium- y analiza hasta siete emplazamientos adicionales; varios de ellos de recarga superrápida, en los que el tiempo de recarga de un vehículo eléctrico se reduce a 5 o 10 minutos.

Iberdrola inicia el despliegue de su corredor de recarga eléctrica superrápida
Fernández-Vara colocando el enchufe de recarga en un vehículo eléctrico

En el acto de inauguración intervino el presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández-Vara, acompañado por la CEO de Iberdrola España, Ángeles Santamaría, y el director gerente del Complejo Leo, Antonio Chavero. Entre todos ellos realizaron la primera recarga superrápida en esta Estación Premium, que cuenta con un cargador de 150 KW y cuatro rápidos y estándar, de 50 kW y 22 kW, respectivamente. Con este modelo de carga, además de acelerar notablemente los tiempos, se reducen también los costes y se estima que se pueden completar los 538 kilómetros entre Madrid y Sevilla por poco más de 10 euros y unir Madrid con la costa de Cádiz por algo más de 15 euros. Implica un coste tres veces menor que los del mismo recorrido con un vehículo de combustión de gasolina.

Desde marzo, Iberdrola ha decidido acelerar su plan de movilidad sostenible, al que destinará una inversión de 150 millones de euros en los próximos cinco años. La iniciativa intensificará el despliegue de puntos de recarga de vehículo eléctrico -hasta un total de 150.000 en hogares, empresas y en vía urbana- y apostará por la recarga superrápida (150 kW) y ultrarápida (350 kW) en las principales autovías del país, que instalará cada 100 kilómetros y 200 kilómetros, respectivamente. La compañía trabaja ya en el despliegue de infraestructura de recarga superrápida en otros dos principales corredores del país: la autovía del Noroeste o A6, que une Madrid con Galicia, y la autovía del Nordeste o A2, que hará posible la recarga eléctrica superrápida de un vehículo eléctrico hasta Barcelona. Hasta el momento, Iberdrola ha instalado más de 5.500 cargadores eléctricos en el país. De estos, 600 son de recarga rápida en vía pública, operativos en carreteras y autovías. La compañía cuenta con más de 1.800 cargadores rápidos, superrápidos y ultrarrápidos en la vía pública en diferentes etapas de desarrollo.