Aedive, Asociación Empresarial para el Desarrollo e Impulso de la Movilidad Eléctrica, presentó el pasado jueves 25 su Estrategia de Movilidad con la propuesta de un total de 18 medidas al Gobierno para desarrollar durante la presente legislatura con el fin de alcanzar los objetivos del Plan Nacional Integrado de Energía y Clima a 2030. La patronal cuantificó las ventas de vehículos en 2023 en más de 70.000 unidades, más de un 7 % más que un año antes y cifró en 30.000 los puntos de recarga instalados en todo el país.

 

Arturo Pérez de Lucía, director general de la asociación, expuso algunas de las líneas clave que se detallan en esos 18 puntos de medidas estratégicas, que definió como “concretas, transversales y de pasado y futuro”, y entre las que destaca la propuesta de un nuevo Plan MOVES, que incluya un adelanto de las ayudas a los compradores y agilizar la tramitación de la infraestructura de recarga. Son dos medidas prioritarias, a corto plazo, en el caso de la recarga especialmente en lo que se refiere a la rápida y ultrarrápida. A medio plazo, se propone acompañar las ayudas de un plan de choque fiscal con mejoras en el IVA, el Impuesto de Sociedades y el Impuesto de matriculación para hacer posibles vehículos más asequibles, y también desplegar medidas para impulsar los nuevos modelos de movilidad compartida a nivel local. Otras iniciativas son retos más a largo plazo, como la nueva Ley de Movilidad Sostenible, o el fortalecimiento de la industria nacional en la materia.

 

“Que las ayudas se perciban en el momento de la compra”

En lo que respecta a las ayudas, en Aedive lo considera un factor decisivo, “el mercado se disparará si conseguimos que las ayudas se perciban en el momento de la compra y los usuarios tenga certeza de ello”, subrayó Pérez de Lucía, que considera que estamos en un momento en el que “tendríamos que acelerar si queremos llegar a los objetivos, que no están en sintonía con las ventas actuales, lo que implica matricular en siete años doce veces más de lo que se ha matriculado en los últimos 13 años”.

Pese a ello, 2023 fue un año récord, con más de 70.000 matriculaciones de eléctricos, que serían el doble si se suman los híbridos enchufables. Aedive subraya que somos “la segunda potencia de la Unión Europea en los que más crece el número de personas que apuesta por el vehículo eléctrico”. También lo hace la recarga, de la que en 2023 se instaló una tercera parte de la totalidad de puntos de carga operativos, más de 30.000 ya.

 

Información sobre la disponibilidad de potencia donde se instala la recarga

El máximo responsable ejecutivo de Aedive aseguro que “hoy en día, la infraestructura da respuesta al parque actual, pero tenemos que dimensionarla para que pueda dársela en 2030”, y se refirió a deficiencias existentes todavía como por ejemplo, “que haya información suficiente para conocer la disponibilidad de potencia que existe en un punto Una Estrategia para que dentro de un año uno de cada cinco vehículos vendidos sea eléctricoconcreto en el que se prevé realizar una instalación de puntos de carga y así lograr que las inversiones sean para quienes la realizan lo más eficaces posibles”.

El sector espera facturar más de 300.000 millones de euros para 2030, más de 40.000 millones cada año. Ya existen casi un centenar de centros de fabricación en España y varios más en proyección. Precisamente en la producción de puntos de recarga somos la principal potencia exportadora de la Unión Europea. “Nos gusta entender el impulso de la movilidad eléctrica desde el entusiasmo”, subrayó el director general de Aedive, “primero va la regulación, pero es importante entenderlo también desde la ilusión”. Por eso, considera importante combatir barreras como el retraso en las ayudas y cierto problema en la comunicación al usuario, “no hemos sabido trasladar lo que de verdad aporta la movilidad eléctrica.

 

Más de 250.000 empleos directos e indirectos en los próximos años

Aedive, que el próximo 20 de marzo presentará una nueva edición del Anuario de la Movilidad Eléctrica, en el que concentra todos los datos de la evolución reciente del mercado, considera que “si se despliegan los incentivos adecuados, España aspirará a ser el hub europeo de la movilidad eléctrica, con empresas nacionales green tech, que podrían crear más de 250.000 empleos directos e indirectos en los próximos años”. La asociación apuesta por hacer valer nuestra posición industrial de fabricación no sólo de vehículos, sino también de infraestructuras, componentes y soluciones tecnológicas de almacenamiento energético, en definitiva, todo un ecosistema.

Además subrayan la importancia de considerar al vehículo eléctrico como un eje fundamental de eficiencia energética, capaz de interactuar con el sistema eléctrico para impulsar energías renovables, generación distribuida y almacenamiento energético. El transporte por carretera en España supone un consumo de más de 300 TWh, que se podrían reducir a la mitad si se electrificara el parque rodado, con energías renovables. En este sentido, durante este año esperan grandes avances en la electrificación del transporte de mercancías y desde la patronal incluyen un decálogo de propuestas para un Plan de Infraestructuras de recarga para vehículos eléctricos pesados. Estas previsiones de crecimiento implican también una necesidad de formación, para poder contar con profesionales habilitados para poder llevar a cabo todas las instalaciones de la infraestructura necesaria para las dimensiones que la movilidad eléctrica debe alcanzar en lo que queda de década.

Una Estrategia para que dentro de un año uno de cada cinco vehículos vendidos sea eléctrico

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí