Las matriculaciones de vehículos electrificados de todo tipo crecieron un 14,7 % en agosto, hasta las 5.768 unidades, según datos de Aedive, Asociación Empresarial para el Desarrollo e Impulso de la Movilidad Eléctrica, y Ganvam, Asociación Nacional de Vendedores de Vehículos. En lo que va de año, acumulan un total de 62.601 unidades, lo que supone un 30,8 % más que el año anterior.

 

Si los separamos por tipo de propulsión, las matriculaciones de vehículos 100 % eléctricos de todo tipo se incrementaron un 28,8 % en agosto frente, con 2.988 unidades vendidas. En lo que va de año, acumulan un total de 32.079 unidades matriculadas, lo que supone un 46,2 % más frente al mismo periodo de 2021. Por su parte, los vehículos híbridos enchufables registraron un ascenso del 3 % durante el pasado mes, hasta situarse en las 2.780 unidades, de las cuales el 99 % fueron turismos. Los datos demuestran que el porcentaje de matriculaciones de turismos que correspondieron a modelos electrificados (puros + híbridos enchufables) se situó en agosto en el 8,1 % del total.

En este contexto, las dos asociaciones informantes plantean que el vehículo eléctrico reciba el mismo tratamiento fiscal que la rehabilitación de viviendas como medida para acelerar su implantación, por considerarlo un eje en la estrategia de eficiencia y ahorro energético. Aedive y Ganvam defienden que las subvenciones al eléctrico estén exentas de integrarse en la base imponible del Impuesto sobre la Renta de Personas Físicas (IRPF) y también que se establezca una deducción en el IRPF del 20 % de la inversión total. En opinión de ambas entidades, la gestión inteligente de la recarga y la bidireccionalidad, combinando energía fotovoltaica con almacenamiento, son medidas que permiten reducir el gasto de la electricidad e impulsar el ahorro de energía.