SHARE

RS Components ha ampliado su cartera de prueba y medidas RS Pro con nuevos equipos, como registradores de datos Wi-Fi conectados a la nube, un comprobador de instalación multifunción, un multímetro resistente, detectores de fugas de gas, medidores de humedad, manómetros y contadores de partículas.

La nueva gama de registradores de datos PRO-MOTE Wi-Fi combina un diseño estanco discreto con una gama de sondas de medición que permiten una monitorización de la temperatura y de la humedad por canales individuales o dobles. Son fáciles de configurar, utilizando una aplicación de smartphone, y ofrecen hasta dos años de duración de la batería. Resultan idóneos para la monitorización de la temperatura y la humedad en unidades de refrigeración o almacenamiento, y humedad, utilizando un navegador, smartphone o tableta, a través de la aplicación EasyLog. También es posible configurar alarmas en los registradores de datos, en el caso de transgresión de la zona de temperatura establecida.

Por su parte, el comprobador de instalación multifunción viene equipado con un LCD a color de 3,5 pulgadas y ofrece resistencia de aislamiento, resistencia de tierra, impedancia de anillo, voltaje, RCD, PFG y prueba de PSC. La unidad está diseñada para su uso en instalaciones eléctricas en aplicaciones domésticas, comerciales e industriales, asegurando que el cableado fijo se ha instalado correctamente.

También está disponible un multímetro digital True-RMS portátil, ideal para entornos hostiles e industrias pesadas. Corresponde a la clase II y al grado IP67 y tiene una caja de molde doble. El dispositivo, con valores de entrada máximos de 1000 V CA / CC y 10 A, presenta funciones esenciales como, por ejemplo, la medición de corriente / tensión, resistencia / continuidad, capacitancia / frecuencia y ciclo de trabajo / temperatura / diodo.

La gama incluye también comprobadores de cables coaxiales y LAN, incluyendo un comprobador de red para cables RJ45, RJ12 / 11 y coaxiales, y un conjunto de sondas amplificadoras, que rápidamente identifican y localizan cables en un grupo, así como comprueban la operación de líneas telefónicas.

Esta ampliación abarca también un nuevo detector de gas, una serie de medidores de presión de mano o dos contadores de partículas ideales para mantenimiento, entre otros.