SHARE
Pepeenergy, llega la compañía eléctrica de Pepephone

Después de haberse ganado una buena reputación entre su casi millón y medio de cientes de telefonía móvil, la compañía Pepephone se pasa a la comercialización eléctrica con Pepeenergy, la versión para el consumo de electricidad en el hogar del operador de telefonía, que ahora quiere aplicar el mismo modelo a un sector muy distinto. La actividad de la empresa está previsto que se ponga en marcha justo dentro de una semana, el último día de este mes de septiembre.

Al igual que en telefonía, donde actúan como un operador móvil virtual sirviéndose de las redes de otros operadores (en este momento la de Movistar), Pepeenergy comprará la electricidad en el mercado mayoritario y la revenderá luego a sus clientes, sin abarcar tareas ni de generación ni tampoco de distribución. La apuesta de la compañía se centra en que toda la energía que comercializarán tendrá origen renovable y también en el seguro para cubrir las facturas que ofrecerán a aquellos clientes que tengas problemas de pago por haber perdido su empleo.

En su web proclaman: “tras 7 años más o menos buenos en telefonía móvil, hemos podido comprobar sorprendentemente que conceptos tan avanzados –y que, según los gurús, toda buena empresa debe manejar- como “business intelligence krunching” , “strategic perception glaskis” y “customer perception manipulfrunching” no tienen por qué ser más rentables que “ético”, “limpio” y “normal”, y ahora queremos probarlo en Energía. Un negocio muchísimo más complicado que las telecomunicaciones y en el que hasta las normas parecen perfectamente diseñadas para que cueste competir como empresa y en el que, como cliente, necesitas dos ingenierías, tres doctorados y un máster para seguir sin saber del todo bien qué pasa con tu factura”.

“Para ello, hemos montado una comercializadora. Hemos contratado una empresa que sabe comprar energía 100% verde para nosotros (nosotros no sabemos) y hemos decidido vender energía exactamente al precio de coste que nosotros paguemos y añadir 1 euro cada mes, del que pagamos todos los costes no directamente asociados a la compra de energía como personal, sistemas, atención al cliente, etc. que no irán repercutidos en tu factura de la luz”.

En realidad, el añadido es exactamente 1,25 euros, porque los 25 adicionales sirven para costear el seguro colectivo que ayuda a los clientes que caigan en desempleo y no puedan pagar sus facturas (si tenían contrato indefinido, durante el primer año, límite de 90€/mes y máximo 3 casas). En un periodo inicial Pepeenergy no servirá electricidad a empresas, sólo a particulares. La compañía presume de transparencia, “vamos a ser la primera empresa de energía en la que no existirá información confidencial y todo estará a la vista: todos los contratos relacionados con lo que pagas de electricidad serán públicos. Las compras, los precios, las cifras, todo. De esta forma, cualquier cliente ingeniero experto que dude de lo que decimos, podrá dedicar el tiempo que necesite con la información que necesite a auditarnos y denunciarnos si no es verdad lo que decimos, para que todos os enteréis. Sabemos que esto nos va a costar más de un disgusto porque no sólo serán los clientes los que nos metan el dedo, sino nuestros compañeros de negocio y seremos como un cordero desnudo en un recinto lleno de lobos con armadura”, concluyen.