SHARE
La patronal eléctrica europea augura una notable rebaja en los precios de la electricidad

El efecto de la enorme crisis provocada por el COVID–19, tendrá también sus repercusiones en los precios de la electricidad que, según la patronal eléctrica europea, Eurelectric, sufrirán una notable rebaja, debido a que la demanda continúa reduciéndose, pero los niveles de suministro se mantienen elevados. Eurelectric también cree que no hay riesgos para el suministro porque el suministro de electricidad mantendrá su flujo con normalidad, entre otras razones porque las compañías eléctricas más importantes de Europa han establecido protocolos y medidas específicas que aseguran el funcionamiento de sus actividades y sus instalaciones.

La patronal europea espera también contar en pocas semanas con un análisis sobre los efectos que la crisis causada por el coronavirus provocará, así como también sobre la situación de la industria en Europa. Mientras tanto reafirma el “hundimiento” de la demanda, paralelo a la consumación de las medidas restrictivas que en los diversos países europeos se están instaurando con el objetivo de combatir la propagación del virus. Los cierres de muchas de las grandes fábricas europeas y el frenazo general de la actividad es extensible a gran parte del continente. España no es ajena a este efecto y Eurelectric comparte para nuestro mercado ese vaticinio de descenso de precios. Por citar algunos ejemplos, Endesa acaba de hacer público que la demanda de energía eléctrica que recibe en Cataluña ha caído un 21,2 %. En otros casos, el porcentaje medio de descenso se sitúa en el entorno del 15 %. En general, aunque ha crecido en el ámbito doméstico, ese hecho no puede compensar el notable descenso experimentado por la demanda en la industria y en los servicios.

A esta situación se añade que los precios del carbono en la Unión Europea también se han desplomado, hasta un 36 % en una semana, influyendo sobre los precios de la electricidad. La avalancha de cierres en toda Europa ha supuesto un descenso muy significativo de las emisiones, pero también ha tenido una gran repercusión en este hecho, la rebaja de vuelos, que ha llevado a muchas aerolíneas a una paralización efectiva de su actividad. En España, el Gobierno de momento no ha tomado ninguna decisión que comporte asumir las funciones de infraestructuras clave, como las centrales eléctricas, aunque en la situación actual, con el Estado de Alarma ampliado hasta el sábado 11 de abril, de momento, podría llegar a tomar decisiones en este sentido, en caso de necesidad. Las compañías eléctricas han puesto en marcha diversos planes que aseguran el normal funcionamiento de su actividad e instalaciones.