SHARE
La CNMC propone un recorte menor a las eléctricas en el cobro por sus redes

Frente al recorte inicial que propuso en un primer momento, que se situaba en el entorno del 7 %, la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia acaba de hacer una nueva propuesta que lo cifra en alrededor de 1.570 millones de euros, lo que supone un 4,6 % menos respecto a la retribución que alcanzarían sin la nueva regulación. La CNMC suaviza así su postura en el recorte para las actividades de distribución y transporte de energía en relación con el periodo 2020-2025. La propuesta no incluye las relativas al ámbito del gas, que aún no han encontrado consenso en el seno del organismo regulador.

La actividad de distribución de energía eléctrica afecta sobre todo a las compañías Endesa e Iberdrola y supondría una retribución de casi 32.000 millones de euros para el citado periodo, frente a los más de 33.500 millones que recibirían si no hay reforma del sistema. Por partidas, la mayor reducción afecta a la tasa de retribución financiera, que se reduce más de un 4 %. La Comisión quiere que la nueva regulación esté aprobada antes de que concluya el año, después de haber superado el trámite de información pública y hayan sido analizadas las alegaciones y también los informes del Ministerio para la Transición Ecológica.

«La propuesta de la CNMC también valora nuevas inversiones necesarias por parte de las empresas distribuidoras en relación con las energías renovables y la digitalización de las redes»

 

Los principales cambios introducidos se refieren a las modificaciones en la metodología de cálculo de la retribución a la inversión, también a la definición de los tipos de inversiones respecto a su retribución –con el objetivo de aumentar la libertad empresarial en la toma de decisiones- o el incremento en el reparto de las mejoras de eficiencia entre agentes y consumidores.

La propuesta de la CNMC también valora nuevas inversiones necesarias por parte de las empresas distribuidoras en relación con las energías renovables y la digitalización de las redes, a través de nuevas herramientas para lograr una mayor eficiencia. Además recoge buena parte de las observaciones del Ministerio para la Transición Ecológica respecto a límites de inversión y el reforzamiento de los incentivos a la extensión de la vida útil de los activos.

En cuanto al transporte de energía, que está a cargo de Red Eléctrica de España, también hay una reducción de la retribución en un 7,2 %, frente al 8,2 % previsto inicialmente. Si la retribución se mantuviese como hasta ahora, REE recibiría en el periodo 2020-2025, un total de 9,315 millones de euros, mientras si la propuesta de la CNMC se consuma, la retribución no superará los 8.643 millones de euros.