SHARE
Iberdrola operará en Australia un sistema de almacenamiento gigante con baterías para redes

A través de la compañía Infigen, recientemente adquirida por Iberdrola, la eléctrica ha alcanzado un acuerdo con la distribuidora local TransGrid para la operación del sistema de almacenamiento de energía con baterías de Wallgrove, en Nueva Gales del Sur.

 

La batería tendrá una potencia de 50 MW -capaz de producir 75 MWh- e Infigen la gestionará por un período de 10 años, tras su puesta en servicio. Wallgrove será propiedad y construida y mantenida por TransGrid y se espera que las operaciones comerciales comiencen en la segunda mitad de 2021.

Infigen tendrá el control de despacho de Wallgrove Grid Battery y recibirá todos los ingresos del mercado spot relacionados con su operación, que incluirá los ingresos de las subastas de energía y los de los ocho mercados de servicios auxiliares de control de frecuencia (FCAS) que utilizan la plataforma Autobidder de Tesla. En contraprestación pagará a TransGrid una tarifa por el uso de la batería y será responsable de los costes relacionados con la distribución y energía comprada. TransGrid administrará y pagará el mantenimiento de la batería de la red de Wallgrove.

La iniciativa permite a Infigen aumentar su cartera de respaldo, así como aumentar significativamente su capacidad de energía renovable, con la compraventa de energía limpia a clientes bajo contratos de suministro. La batería de Wallgrove aportará solidez a la red y estabilidad en el sistema de suministro de energía en este estado.

Iberdrola ha apuntado a Australia como plataforma de crecimiento, tras la compra de Infigen. La operación permite a la compañía la entrada en un mercado en expansión, a través de la adquisición de una de las principales compañías de energía renovable del país, y está alineada con su estrategia renovable, a través de la suma de nuevos proyectos a su cartera. Tras la operación, Iberdrola pasa a convertirse en uno de los líderes del mercado australiano, con la operación en el país más de 800 MW de energía solar, eólica y baterías de almacenamiento, incluyendo capacidad propia y contratada, y una importante cartera de proyectos: 453 MW en construcción (incluido Port Augusta) y más de 1.000 MW en distintas fases de desarrollo.

La energía renovable en Australia sigue aumentando su cuota de mercado y está previsto que acelere su crecimiento en los próximos diez años. Según el Informe de Energía de Australia 2019, el 21 % de la producción de electricidad provino de fuentes renovables, registrándose un crecimiento del 46 % en la producción solar y un 19% en la eólica. En 2030 está previsto que las emisiones del sector eléctrico disminuyan un 23 % y que la proporción de energías renovables en el mix de generación alcance el 48 %.