Conecta con nosotros

Energía

Feníe Energía alerta sobre el dominio del oligopolio que ejercen las grandes compañías eléctricas

Publicado

el

Feníe Energía alerta sobre el dominio del oligopolio que ejercen las grandes compañías eléctricas

La comercializadora de los instaladores, Feníe Energía, pone el foco en la situación que se vive en el mercado eléctrico y pide mayor transparencia en las cuotas de mercado que ocupan las grandes compañías eléctricas, que se sitúan en una posición práctica de oligopolio eléctrico y también sobre la distribución de luz contratada dentro del sector.

 

La compañía comercializadora se alinea con la posición que mantiene ACIE, Asociación de Comercializadores Independientes de Energía, y que ha hecho explícita recientemente en sus solicitudes a la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia. Entre ellas también se encuentra la urgencia de celebrar cuanto antes la primera subasta de energía inframarginal prevista en la legislación y que se ha visto paralizada sin fecha todavía para su organización.

Así las cosas, la CNMC ha lanzado una consulta pública para obtener una mayor supervisión de las operaciones de compra-venta de energía realizadas intragrupo por las grandes compañías eléctricas verticalmente integradas. El objetivo, entre otros, es poder controlar las condiciones de ventaja que puedan tener estas empresas dominantes frente a las pequeñas comercializadoras de energía.

Como consecuencia de la crisis energética, la posición de dominio de las grandes compañías verticalmente integradas se ha visto reforzada en estos últimos dos años y la reforma del mercado eléctrico impulsada por el Gobierno para combatir la citada crisis y rebajar la factura de la luz, según se afirma desde Feníe Energía, “ha ocasionado también efectos perjudiciales para los consumidores finales, hoy más indefensos y divididos en clientes de primera y de segunda”.

 

5,5 puntos más de cuota de mercado para las grandes eléctricas en 2 años

El sector ha acelerado su concentración en estos dos años y desde mediados de 2021, las grandes compañías eléctricas han aumentado su posición dominante en cinco puntos “provocando una situación de asfixia para las comercializadoras que sostienen la libre competencia”. En concreto, las compañías verticalmente integradas en los grandes grupos han pasado del 75,4 % de cuota de mercado libre al 80,9 %. Desde ACIE se ha solicitado a la CNMC la actualización del informe de cambio de suministrador para poder radiografiar la actual distribución de la luz contratada dentro del sector. “El último informe, publicado en julio, aporta datos correspondientes al tercer trimestre de 2022 con números ya de sí por preocupantes sobre la merma de libre competencia”, subrayan desde Feníe Energía. Para su directora general, Paula Román, “después del trabajo de muchos años, la última crisis energética ha vuelto a producir una concentración del mercado”, y reitera la solicitud de llevar a cabo las subastas de energía inframarginal, “para que sigamos teniendo un mercado abierto en libre competencia. Antes con los precios estables y más igualados entre tecnologías no importaba tanto estar verticalmente integrado. Ahora la generación que las grandes tenían desde antes de la liberalización de mercado y el uso que hacen de la misma, que no participa en los mercados organizados de futuros, pone en clara desventaja a las comercializadoras independientes”, concluye.

El Real Decreto-ley estaba diseñado para que la electricidad generada sin consumir gas devolviera los beneficios extraordinarios y a través de tales cargos se bajara la factura eléctrica de todos los consumidores por igual. Sin embargo, las compañías dominantes venden más del 85 % de la electricidad que generan sin consumir gas a sus propias comercializadoras a un precio inferior al del mercado mayorista. “De esa forma eluden tales beneficios extraordinarios y permiten a sus propias comercializadoras destinar esa energía barata a la captación de nuevos clientes, ofreciéndoles ofertas muy atractivas a precios por debajo incluso del mercado mayorista, mientas que ofertan a sus clientes anteriores y al mercado únicamente la energía cara, procedente de plantas generadoras de electricidad a partir de gas”, señala el comunicado de Feníe Energía, para la que el efecto de la normativa actual, “está desembocando en la creación de consumidores de primera, con buenos precios energéticos, y de segunda, con precios mucho más altos.