SHARE
Antonio Moreno Alfaro lucha desde hace años contra las compañías eléctricas

Endesa ha cobrado en exceso a 400.000 andaluces en su tarifa de la luz una cantidad mínima de 20 millones de euros, según las cifras que la propia compañía ofreció recientemente a www.elconfidencial.com. El caso viene de la indagación realizada por el ingeniero jubilado sevillano Antonio Moreno Alfaro, que observó que la compañía había modificado la potencia de una serie de contratos de luz (de 220 a 230 voltios entre fase y neutro) sin informar de ello a los usuarios. En total, según la compañía, la cantidad cobrada de más a cada uno de los consumidores se estima en una media de 50 euros, incluidos los intereses de demora.

Ha sido el pasado mes de marzo cuando la Junta de Andalucía ha empezado a ordenar la devolución del dinero a los clientes, pese a que el expediente se remonta a julio de 2011. La propia Junta, a través de su Dirección General de Industria, Energía y Minas, reconoció a Antonio Moreno que no dispone “ni con personal ni con medios informáticos necesarios para controlar la base de datos de Endesa”.

Endesa alude como justificación a este cobro indebido a “una discrepancia en la interpretación de la normativa para adaptar los contratos a las nuevas tensiones” establecidas en el Reglamento Electrotécnico para Baja Tensión (REBT) de 2002 y en vigor desde un año después. El argumento sostiene que esa discrepancia hizo que quisieran “adaptar los contratos aprovechando las modificaciones por parte de los clientes. Esto conllevaba unos pequeños incrementos de la potencia contratada para adaptarlos a los nuevos escalones de tensión normalizados recogidos en contrato”.

En su resolución del pasado 13 de marzo, la Junta de Andalucía informa a Endesa de los datos que debe tener en cuenta para calcular la cantidad a devolver a cada cliente: el intervalo de tiempo en el que la compañía ha incrementado la potencia contratada y el aumento real, además del precio de intervalo de potencia, el precio unitario vigente del término “potencia contratada” en la facturación, en cada periodo que corresponda del intervalo de tiempo arriba determinado, y los impuestos vigentes sobre la electricidad y sobre el valor añadido que correspondan a cada periodo.