SHARE
Fenie y varios presidentes de asociaciones coinciden en un futuro optimista ante las oportunidades del mercado

Por segunda vez de manera online, la Federación Nacional de Empresarios de Instalaciones de España, Fenie, ha convocado a presidentes de las asociaciones integrantes en torno a una nueva edición de “Un Café con Fenie”, encuentro que sirve para pulsar la actualidad del sector y del mercado en un coloquio informal. En esta ocasión tuvo lugar el pasado 7 de julio e intervinieron respectivamente los presidentes de Apietel, León, José Manuel Rodríguez Cuevas; por parte de la asociación gaditana, Profeca, José García; de Asinelte, Tenerife, Alberto Pérez; Emilio Campos por parte de la cántabra, Asiecan; y Manuel Juez, como presidente de Apilet, Burgos. El encuentro fue moderado por el vicepresidente primero de Fenie, Jaume Fornés; y presentado por Miguel Ángel Gómez, presidente actual de la Federación.

La reunión se enfocó sobre varias cuestiones, en primer lugar a un asunto que preocupa mucho a las asociaciones, en concreto en torno a las posibles formas de captar nuevos socios y atraer empresas nuevas y jóvenes al entorno asociativo. Desarrollar iniciativas de acercamiento a las empresas que no conocen a la asociación y dar a conocer ventajas, así como acuerdos y posibilidades fue una de las ideas comentadas.

Luego el debate se trasladó a las nuevas líneas de negocio emergentes, que vienen de la mano de la transformación energética. En este sentido, todos los participantes se mostraron optimistas y coincidieron en que “vienen buenos tiempos para el sector eléctrico y las oportunidades laborales estarán ahí”. También compartieron la importancia de la formación, como “un elemento indispensable”. Para algunos, las empresas instaladoras se forman cuando les es requerida esa habilidad, mientras otros valoran la relevancia de estar preparados de antemano, ser versátiles y ofrecer un mayor abanico de servicios. Alberto Pérez se refirió a la carencia de dotes comerciales de muchos profesionales.

Sobre la colaboración entre empresas instaladoras para abarcar proyectos de gran envergadura, Manuel Juez y José García aseguraron que es una práctica habitual en sus provincias, aunque sin la intervención de la asociación. Emilio Campos indicó que en Cantabria se hace sobre todo en el caso de obras públicas, y José Manuel Rodríguez aventuró la posibilidad de que sea la propia Fenie quien canalice estas posibles alianzas.

Las consecuencias laborales derivadas de la pandemia fue también otro asunto central, aunque todos creen que hay que esperar a septiembre para identificar con exactitud sus efectos negativos. Ahora mismo casi todas las empresas instaladoras “tienen más trabajo del que pueden abarcar”, aunque a muchas les ha afectado “en más de un 50 %”. El intrusismo aflora también de nuevo como un problema recurrente.

Este último Café con Fenie concluyó preguntando a los participantes, “qué puede hacer la Federación para estar más cerca de sus asociaciones”. Mayor cercanía o mayor sensibilidad con las voces discordantes fueron algunos de los detalles mencionados, antes de que todos los participantes agradecieran a Fenie su labor de información sobre los cambios normativos durante la pandemia y el Estado de Alarma.