SHARE
El mercado de cables y todos sus subsectores crecen notablemente en 2018

La actividad en el mercado de cables creció un 10,3% en 2018, una brillante noticia, sólo empañada por los “síntomas inequívocos de desaceleración, en parte influenciada por el estancamiento que están sufriendo las mayores economías de la zona Euro”, según la opinión de Jordi Calvo, presidente de Facel, Asociación Española de Fabricantes de Cables y Conductores Eléctricos y de Fibra Óptica. No obstante, también destaca que “el crecimiento de PIB español se sitúa por encima de la media de los países de la Unión Europea” y afirma igualmente que “las expectativas permanecen relativamente positivas, sustentadas por indicadores macroeconómicos nacionales y sectoriales alentadores, en un contexto de crecimiento del PIB sostenido, inflación moderada y tipos de interés bajos, que permiten financiar la deuda a un coste inferior y aliviar así el déficit público”.

En lo que respecta al sector y al mercado de cables en su conjunto, la facturación de cables de Energía aumentó un 9,7% en el 2018 (8,7 % en 2017), de acuerdo a las estadísticas globales elaboradas por Facel, incluyendo un incremento del precio medio del cobre (LME) del 1,8% respecto al 2017. Desde la asociación destacan también “el impacto positivo que ha tenido en el mercado español de cables de energía la aplicación obligatoria desde julio del 2017, de la Reglamentación Europea que regula la reacción al fuego de los cables para uso en el sector de la construcción (CPR)”.

El mercado de cables y todos sus subsectores crecen notablemente en 2018

En relación con los cables de telecomunicaciones y, más concretamente, los cables de fibra óptica, la facturación experimentó también un crecimiento del 15,1% (19,8% en el 2017), debido, en gran parte al aumento de producción destinada a mercados distintos del español, pero también a un repunte de la demanda del mercado nacional, ya sea para cubrir las necesidades de los operadores tradicionales o de otros proyectos de iniciativa privada. Para el 2019 las expectativas para el mercado de telecomunicaciones se mantienen positivas.

Las perspectivas de futuro son moderadamente positivas pese a los citados signos de ralentización económica. Por ejemplo, el sector de las energías renovables es uno de los principales sectores de actividad que induce al aumento de la demanda de cables, y mantiene crecimientos importantes desde los últimos años. En 2018, la evolución ha estado “por encima de las expectativas iniciales depositadas en él”, asegura Jordi Calvo, antes de añadir que “como industria, deberemos continuar reforzando nuestro nivel de competitividad para no dejar de ser competitivos a nivel interno, sino también para seguir aumentando nuestra presencia en mercados exteriores”.

El mercado de cables y todos sus subsectores crecen notablemente en 2018

Calvo aludió también al crecimiento del sector de la construcción, “que ha mostrado señales de robustez durante los últimos dos años con tasas de crecimiento de la construcción 5,5 % en el 2018 (4,6 en 2017), impulsado por la construcción residencial 6,2% (9,0 % en 2107), mientras que la construcción no residencial presenta aumentos más moderados en torno del 4,8%”. Y citó el número de transacciones inmobiliarias en España, “en torno a las 600.000 unidades, un 11% más que el año anterior”.  En cuanto a los permisos para la construcción de nuevas viviendas han alcanzado un incremento del 24,7%, en un contexto donde los precios medios han subido en torno a un 12% respecto al 2013 con tasas anuales del 3%.  El presidente de Facel mencionó que “con estos datos existe el riesgo de que se recree una burbuja inmobiliaria, aunque”, también citó “cabe esperar una evolución positiva de la construcción no residencial en 2019”.

En la asamblea también hubo espacio para el “cambio de paradigma en el sector energético en España”, que impulsa la generación de energía eléctrica a través de fuentes renovables, “lo que está impulsando la demanda de cables de baja y media tensión”.  Asimismo se destacó el “estancamiento de las inversiones de las compañías eléctricas en red durante los últimos años, que, aunque muestra signos de ligera recuperación, se mantiene a niveles muy bajos”. Igualmente se hizo alusión al hecho muy relevante en 2018 de la compra por parte de Prysmian Group del Grupo General Cable a nivel mundial, operación que afecta especialmente en España por el papel relevante que tienen ambas.

El mercado de cables y todos sus subsectores crecen notablemente en 2018