SHARE
Comunicado conjunto del sector eléctrico sobre el Plan de Recuperación para Europa

Las principales organizaciones empresariales representativas del sector de material eléctrico, Adime, Afme, Anfalum, Facel y Fenie, se han coordinado “decididos a trabajar en línea a lo comprometido en el marco europeo con el claro objetivo de contribuir en la reducción de emisiones de carbono, así como de impulsar la economía verde y digital para la recuperación económica y el crecimiento futuro”. 

Logotipo de las cinco asociaciones del sector de las instalaciones eléctricas

Para ello han enviado conjuntamente a diferentes ministerios del Gobierno de España, patronales y diversos organismos, un comunicado haciendo expresas, como representantes del sector de material eléctrico a nivel nacional, las siguientes solicitudes:

  • Incrementar los objetivos de reducción de emisiones de carbono en España al menos al 55 % para el 2030, con el objetivo de acercarnos a la neutralidad de carbono en 2050.
  • Simplificar la normativa y procesos administrativos para la canalización de los fondos incluidos en el Plan de Recuperación para Europa, a través del Plan Nacional de Recuperación, Transformación y Resiliencia.
  • Vigilar y controlar la utilización de los fondos en proyectos innovadores y sostenibles, priorizando la presencia de productos fabricados por la Industria nacional con centros productivos en nuestro país y Europa, así como la reducción de emisiones de carbono.
  • Canalizar la inversión pública y la iniciativa privada hacía resultados centrados en un crecimiento verde y digital.

Este comunicado quiere mostrar el apoyo y colaboración del sector de material eléctrico en la creación del Plan Nacional de Recuperación, aprobado el pasado 21 de julio por la Unión Europea, pero también pedir que, desde el Gobierno de España, se establezca “una hoja de ruta clara y de futuro que respalde las inversiones que alienten el desarrollo de tecnologías limpias e incentiven la demanda de bienes y servicios bajos en carbono”.

El citado plan, que responde al nombre de Next Generation EU, está dotado con 750.000 millones de euros para ayudar a los países de la propia Unión a hacer frente a la crisis provocada por la pandemia. Además del paquete de recuperación, los dirigentes de la UE llegaron a un acuerdo sobre el marco financiero plurianual para 2021-2027. Entre otras cosas, se apoyará la inversión en las transiciones digital y ecológica y en resiliencia. El acuerdo refuerza la visión de convertir al continente europeo en el primero neutral de carbono en 2050, a la vez que incentiva el crecimiento económico en sectores que aportan innovación, empleo y eficiencia energética.