Conecta con nosotros

Economía

Todos los detalles del nuevo modelo de cotizaciones para los autónomos

Publicado

el

Todos los detalles del nuevo modelo de cotizaciones para los autónomos

Después de una larga negociación, el Gobierno ha firmado con las tres principales asociaciones de autónomos -ATA, UPTA y Uatae- su nueva propuesta para la cotización del RETA, Régimen Especial Trabajadores Autónomos, que entrará en vigor al comienzo de 2023 y prevé un reajuste progresivo hasta el año 2025, cuando la cuota mínima de cotización para aquellos que reciban menos ingresos se reduzca a 200 euros.  

 

Finalmente, las tres asociaciones han dado su aprobación a la propuesta del ministro de Inclusión y Seguridad Social, José Luis Escrivá, cuyo fin último es que los trabajadores autónomos coticen en función de los ingresos que perciban. ATA ha sido la organización menos receptiva a la firma, pero ha acabado por ratificarla este mismo miércoles 20 de julio, y lo ha hecho reivindicando como uno de los argumentos para la aceptación que “entre el 70 % y el 75 % de los autónomos cotizarán igual o un poco menos”. Según la última propuesta del Gobierno, el modelo progresivo que se establece lleva a que los trabajadores por cuenta propia con menos ingresos vean rebajada su cuota, mientras que los que más ganan la ven incrementada. De este modo, aquellos trabajadores con rendimientos netos por debajo de 670 euros pagarían 200 euros al mes ya en 2025, 30 menos que en el último planteamiento, mientras el tramo más elevado permanecería exactamente igual, con una cuota de 590 euros.

Progresión de las cuotas según el nuevo sistema y los ingresos percibidos. Fuente: ATA Autónomos

Progresión de las cuotas según el nuevo sistema y los ingresos percibidos. Fuente: ATA Autónomos

En 2023 las cuotas oscilarán entre 230 y 500 euros

Mientras tanto, al inicio del modelo, en 2023, las cuotas oscilarán entre los 230 euros que pagarán los autónomos con rendimientos inferiores a 670 euros y los 500 euros de cuota que pagarán los trabajadores por cuenta propia con rendimientos superiores a 6.000 euros. Desde ATA destacan también que “la tarifa plana será de 80 euros y se podrá ampliar durante un año más si los rendimientos no superan el Salario Mínimo Interprofesional (SMI). También establece una deducción en el IRPF del 10 % de las contribuciones empresariales a sistemas de prevención social”. Asimismo, el nuevo sistema amplia la bonificación para madres trabajadoras de 12 a 24 meses y recoge una bonificación del 100 % durante doce meses de la cuota calculada sobre la base media de los 12 meses anteriores en el caso de cuidado de hijos menores de 12 años o familiares a cargo.

Las otras organizaciones de autónomos, UPTA y Uatae, ya se habían mostrado favorables a aceptar la propuesta. En concreto, la segunda de ellas destacó que de ella que “se reduce la cotización en 2025 para el tramo de trabajadores y trabajadoras por cuenta propia situado en el segundo tramo de menores ingresos, aquellos que tienen unos ingresos netos situados entre 670 y 900 euros, y que pasaría de 240 euros, como aparecía en propuestas anteriores, a 220 euros mes”. Argumentan que ese cambio “supone una reducción sobre lo anterior de 240 euros año más en 2025, para un colectivo de 250.000 autónomos que con este impulso tendrán una reducción anual en sus cuotas de 888 euros año en 2025. La reducción anual en este tramo será, por tanto, de 408 año en 2023, 528 euros en 2024 y 888 euros año en 2025”.

 

En 2025 las cuotas oscilarán entre 200 y 590 euros

El Gobierno destaca la “flexibilidad” del nuevo sistema de cotización para “adaptar el nivel de cotizaciones en función de los rendimientos netos. Un autónomo que esté empezando cotizará menos y a medida que le vaya mejor irá cotizando más. Y si pasa por un periodo de dificultad, podrá volver a cotizar menos”. Así lo aseguró Escrivá, que añadió también que el sistema “redundará en una mejora de las pensiones para los autónomos”.

En 2025 la oscilación definitiva de las cuotas estará entre los 200 y los 590 euros y al término de ese ejercicio se revisará de nuevo para los próximos tres años, e igual sucederá al término de ese período para otros tres años más. así hasta llegar a 2032, como consta en las disposiciones adicionales del texto. Mientras en el tramo más bajo, en 2024 pasarán de 230 a 225 euros, en el más elevado, la progresión será desde una cuota de 500 euros el año próximo, 530 euros en 2024 y los citados 590 en 2025. UPTA valora que la cuota cae para todos aquellos autónomos que ingresan menos de 1.300 euros al mes, permanece igual para quienes perciben entre 1.300 y 1.700 euros mensuales y aumenta para el resto. En los dos primeros tramos estarían, según las propias asociaciones alrededor de 3 de cada 4 trabajadores autónomos en España.