SHARE
Más de tres millones de autónomos se enfrentan a multas e inspecciones si no vigilan sus notificaciones electrónicas

Con el inicio de 2019, la Tesorería General de la Seguridad Social ha dejado de enviar notificaciones postales a pymes, micropymes y autónomos, de tal forma que obliga a estos colectivos a realizar sus trámites administrativos de forma telemática. La normativa no contempla excepciones: la única manera de comunicarse con la Seguridad Social es, a partir de ahora, por vía electrónica, lo que implica que se enfrentan a un nuevo escenarios en el que deben vigilar de forma constante sus notificaciones electrónicas para no perder información y exponerse a multas en caso de no responder a requerimiento, por ejemplo. En el caso de los nuevos autónomos, no estar pendiente puede ser aún más crítico: además de perder la bonificación en la cuota, tendrían que abonar el importe completo de la base mínima de cotización más un recargo del 20%. Un desembolso económico que podría tener graves consecuencias a la hora de iniciar un negocio, como la falta de liquidez. Con esta nueva forma de comunicación, el autónomo debe comprobar casi a diario si le han llegado notificaciones ya que, pasado unos días, el sistema las da por comunicadas y desaparecen.

Se trata de una amenaza desconocida para muchas pymes y micropymes, que no siempre son conscientes de ser los únicos responsables de acceder a sus notificaciones, leerlas y gestionarlas y, de no hacerlo, pueden perder información esencial para la buena marcha de su negocio. No responder a un requerimiento puede significar, por ejemplo, contraer una deuda con la Seguridad Social.

Ya hay empresas que han desarrollado plataformas para la vigilancia ininterrumpida de las notificaciones electrónicas y su gestión de manera íntegra, lo que evita a pymes y emprendedores sanciones o la pérdida de bonificaciones. Evita así a los autónomos posibles sanciones, recargos por incumplimiento de plazos o multas debidas al desconocimiento y la inexperiencia. En un futuro próximo serán otras las administraciones que sigan esta norma y también excluyan la comunicación postal. DEH Online es una de estas compañías, que cuenta ya con más de 50.000 clientes desde 2011, entre empresas, entidades y trabajadores autónomos. En la actualidad vigila las notificaciones electrónicas enviadas por más de 7.000 Organismos Públicos como la Seguridad Social, la Agencia Tributaria, la DGT o Tribunales, entre otros.