Conecta con nosotros

Economía

El Ministro Soria reconoce en Salvados que le convendría visitar a quien sufre la “pobreza energética”

Publicado

el

El Ministro Soria, entrevistado en Salvados

En una entrevista concedida a Jordi Évole, en Salvados, con motivo del especial sobre “pobreza energética” que este programa de la cadena privada La Sexta TV emitió el pasado domingo, el ministro de Industria, José Manuel Soria, admitió la conveniencia de efectuar visitas a hogares que sufran de primera mano estas carencias, justo después de admitir no haberlo hecho durante la legislatura que ahora acaba.

Salvados utilizó datos del Instituto Nacional de Estadística para afirmar que la “pobreza energética” se había incrementado un 69% a lo largo de la última legislatura, mientras el propio ministro achacó el problema al aumento del desempleo exclusivamente. Para Soria, las situaciones de carencias que sufren muchos hogares y que les impiden contar con la energía suficiente para abastecer necesidades básicas como la calefacción, están determinadas tan sólo por la situación de desempleo en la que se encuentran sus habitantes, aunque también reconoció que la electricidad ha incrementado su precio más de un 80 por ciento desde 2004. Soria puntualizó también que esa subida de precios se detuvo hace dos años y que, desde entonces, la factura de la luz ha descendido, “aunque lo hace desde niveles muy elevados”.

Soria cuantificó el consumo medio de energía de una familia española en 250 euros –incluyendo el consumo de gasolina de un vehículo- de los que sólo alrededor de 60 estarían destinados a la factura de la luz, propiamente dicha. Además destacó la relevancia del Bono Social, que subvenciona un 25% de la factura de quienes sufren dificultades para pagarla, en función del cumplimiento de determinadas condiciones. Sin embargo reconoció que dichas condiciones pueden ser injustas y se deberían haber cambiado si, por ejemplo, impiden acceder a él a una familia de 4 miembros con un solo empleo precario, pero permiten el acceso a familias numerosas en una situación bastante mejor.

A la pregunta de por qué el Impuesto del Valor Añadido sobre la factura eléctrica es de un 21% cuando en la práctica totalidad de los países europeos está en porcentajes muy inferiores, Soria afirmó que cada país grava más o menos la prestación de determinados servicios, en función de sus propias decisiones.