SHARE
El déficit del sistema eléctrico se reduce casi un 14 %

El déficit del sistema eléctrico en España alcanzó los 14.294 millones de euros en 2020, un 13,9% menos que en 2019, según el informe sobre el estado de la deuda publicado por la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia.

Este déficit es resultado del acumulado de balances anuales negativos del sistema eléctrico desde el año 2000 hasta el año 2013, en todos los cuales los ingresos resultaron inferiores a los costes. No obstante, desde 2014 el sistema registró superávit, aquel primer ejercicio por valor de algo más de 550 millones de euros, cifra que luego se ha ido reduciendo cada año y que hasta 2018 supuso un importe agregado de 1.687,5 millones de euros.

2019 y 2020 concluyeron de nuevo con balance negativo y la CNMC informa de que para equilibrar las cuentas de ambos ejercicios se han destinado 1.034 de esos 1.687,5 millones de beneficio acumulado en los años anteriores. En concreto fueron 527,65 millones de euros para equilibrar el ejercicio 2019 y 506,2 millones en la liquidación provisional de 2020. Ya en 2017 y 2018 se habían empleado 649,3 millones del beneficio obtenido entre 2014 y 2018 para sufragar pagos a empresas por sentencias del Tribunal Supremo sobre la financiación del bono social (518 millones), ayudas a la inversión de energías renovables (120 millones) o pronunciamientos judiciales a favor de plantas de tratamiento de purines (11,3 millones).

Distintas categorías de cobro

La deuda del sistema eléctrico español se estructura en diversas categorías de derechos de cobro, de las que la mayor es la asociada al Fondo de Amortización del Déficit Eléctrico (FADE) con un 84,1 % del importe total pendiente, seguida del derecho de cobro del Déficit 2013, con un 14,1 %. El pasado año, el importe total anual de los derechos de cobro correspondientes a la deuda del sistema eléctrico ascendió a 2.710,3 millones de euros, un 0,51 % más a la cantidad satisfecha en 2019 (2.696,5 millones de euros). Por su parte, la anualidad estimada para el año 2021 es de 2.464,5 millones de euros, un 9,07 % menos que la de 2020. El coste medio ponderado de la deuda es del 2,466 %. En términos absolutos, los intereses de la deuda estimados para el año 2021 ascienden a 352,6 millones de euros, de los que el 87 % (308,0 millones de euros) corresponden a los intereses asociados a la anualidad de FADE. Se calcula que el importe de cobro pendiente de la deuda eléctrica se saldará a 31 de diciembre de 2028.