SHARE
Nuevos productos de material eléctrico afectados por la Directiva de recogida y reciclaje de residuos (RAEE II)

Los productos englobados dentro del sector del material eléctrico de baja tensión – inferior a 1.000 voltios en corriente alterna – son aquellos materiales, equipos, componentes y accesorios destinados a la realización de instalaciones eléctricas fijas, industriales, domésticas y para el sector terciario, y su conexión con entidades transformadoras.

 

 Un campo de aplicación abierto

El campo de aplicación abierto que incorpora la nueva Directiva Jordi Prats responsable de Ambiafme en AFME2012/19/UE de Residuos de Aparatos Eléctricos y Electrónicos (RAEE II), transpuesta al ordenamiento jurídico español mediante el Real Decreto 110/2015, supone que la gran mayoría de los productos de este sector pasen a estar a afectados a partir del 15 de agosto de 2018. Las principales tipologías de productos de material eléctrico que deberán empezar a recogerse y reciclarse de manera selectiva a partir de dicha fecha se pueden agrupar en las siguientes categorías:

  • Aparamenta y equipos para uso industrial y análogos
  • Máquinas eléctricas y similares
  • Dispositivos de protección para uso doméstico y análogos
  • Pequeño material eléctrico
  • Automatización, gestión técnica de la energía y seguridad para viviendas y edificios.

 Armonización del campo de aplicación

Una de las principales dificultades con las que se encontraron los Nuevos productos de material eléctrico afectados por la Directiva de recogida y reciclaje de residuos (RAEE II)fabricantes cuando se publicó la primera edición de la Directiva fue la confusión sobre los límites del campo de aplicación. Esta situación provocó que algunos productos se considerasen como afectados en algunos Estados miembro de la UE y no en otros y viceversa. Además de la inseguridad jurídica que una situación de este tipo conlleva, los fabricantes se vieron obligados a diferenciar entre determinados mercados, en función de si el producto debía llevar o no el marcado del cubo de basura tachado.

Con el fin de evitar la repetición de estos desajustes, la Industria del material eléctrico se ha organizado para armonizar el campo de aplicación, consensuado interpretaciones de conceptos claves como el de instalación fija de gran envergadura entre otros.

Un instalador comprobando que los materiales instalados cumplen con la norma y el RAEE

En este sentido, desde hace un par de años AFME (Asociación de Fabricantes de Material Eléctrico) impulsa y lidera dos grupos de trabajo a nivel europeo que persiguen este objetivo. Uno enfocado a productos del ámbito doméstico y pequeño terciario (bajo el paraguas de la patronal europea CECAPI) y otro destinado a productos del ámbito industrial y gran terciario (bajo el paraguas de la patronal europea CAPIEL). Ambos grupos están formados por las principales Asociaciones nacionales de fabricantes a nivel europeo.

Los trabajos están ya muy adelantados en ambos casos y se espera que antes de finalizar el presente año 2017 se puedan publicar sendos documentos orientativos. El formato en el que se está trabajando es una lista de productos de material eléctrico clasificados en distintas familias. Para cada producto se analiza si está a no afectado por la Directiva RAEE II y en base a qué criterios se hace el razonamiento.

El documento base sobre que el que se está trabajando es la lista de productos elaborada por AFME y que está disponible en su página web: http://www.afme.es/es/técnico/medioambiente

Con la publicación de los documentos de CECAPI y CAPIEL se espera conseguir la misma certidumbre que a nivel nacional, armonizar el campo de aplicación a nivel europeo y orientar a todos los agentes económicos del sector (fabricantes, importadores, distribuidores, instaladores, etc.).