SHARE
Schneider Electric presenta una solución de control por voz que habilita una industria más inclusiva

Schneider Electric ha presentado durante el Día Internacional de las Personas con Discapacidad su nueva tecnología de control por voz que garantiza un acceso más inclusivo a las personas con discapacidad en la gestión de plantas y fábricas. De este modo, la empresa reafirma su compromiso con la diversidad e inclusión también en su oferta de soluciones. Schneider colaborará con Ilunion Lavandería y Servicios a la Hostelería para realizar unas pruebas de concepto en sus servicios de lavandería industrial con el objetivo de testear la herramienta y adaptarla a las sus necesidades.

El objetivo es demostrar cómo la tecnología, integrada en actividades internas de las empresas, puede ayudar a conseguir una inclusión laboral plena y contribuir al desarrollo personal y profesional de aquellas personas con diferentes tipos de discapacidad. La propuesta de Schneider Electric se define en 3 conceptos: crear una vinculación con un propósito; ser una compañía inclusiva y empoderar a todos nuestros trabajadores. Este proyecto toca estas tres patas, haciendo especial énfasis en la inclusión. La compañía está comprometida en lograr la igualdad de oportunidades tanto en el área de selección, como de detección del talento, incorporación y crecimiento profesional.

El proyecto “Industria Inclusiva” utiliza el asistente de voz Alexa para facilitar el acceso a la gestión y operación industrial a personas con diversidad funcional. De este modo, por ejemplo, personas con ceguera parcial o total podrán controlar las distintas actividades de una planta industrial de forma más rápida y eficiente, tanto para dar órdenes como para recibir información del estado de la instalación, que también se realiza con lenguaje natural. En paralelo, las personas con diversidad funcional motriz no necesitarán estar enfrente de la máquina para poder activarla, tan solo será necesario acceso a Internet y la aplicación móvil del asistente virtual.

La inclusión se aplica también a la posibilidad de activar con un simple comando verbal acciones manuales que implicaban cierto conocimiento de puesta en marcha hace que sean más accesibles diversos puestos de gestión industrial. Además, el uso de esta tecnología facilita con creces el trabajo a quienes ya cuentan con la experiencia necesaria, e incluso con los conocimientos requeridos.