SHARE
Instagi promueve la Economía Circular entre los instaladores

La Asociación Empresarial de Instaladores y Mantenedores de Guipúzcoa, acaba de poner en marcha el proyecto denominado “Reflexión y definición de medidas para apoyar la puesta en marcha de prácticas de economía circular”, financiado por el Departamento de Promoción Económica, Medio Rural y Equilibrio Territorial de la Diputación Foral de Guipúzcoa, con la intención de promover la economía circular en el sector de instaladores y mantenedores de electricidad, telecomunicaciones, fontanería, gas y calefacción.

La economía circular se define como un modelo de producción y consumo que busca mantener los productos, los materiales y los recursos en la economía durante el mayor tiempo posible, reduciendo tanto la extracción de materias primas como la generación de residuos al mínimo. Tal y como propone la Unión Europeo a través de su paquete de medidas para la promoción de la economía circular en Europa, la transición a una economía donde las empresas y consumidores utilicen los recursos de manera más sostenible se hace indispensable, en un contexto en el que los recursos del planeta son limitados y por lo tanto, los actuales patrones de consumo y producción, insostenibles. Esta transición, que debe hacerse en todos los sectores de la economía, incluyendo al sector de instaladores y mantenedores de electricidad, telecomunicaciones, fontanería gas y calefacción, traerá beneficios claros para las empresas, entre otros, la reducción de costes y la apertura a nuevos mercados.

Específicamente, con objeto de promover la economía circular en el sector, el pasado 15 de agosto entró en vigor el nuevo Real Decreto 110/2015 sobre Residuos de Aparatos Eléctricos y Electrónicos (RAEE). Este decreto de obligatorio cumplimiento para todas las empresas del sector, tiene como objetivos contribuir a la producción y consumo sostenibles mediante, de forma prioritaria, la prevención de la generación de RAEE y el fomento de técnicas de técnicas de tratamiento como la preparación para la reutilización.

Es en este contexto donde Instagi decide poner en marcha este proyecto, que permitirá la definición de medidas que faciliten la incorporación del criterio de economía circular en las actividades llevadas a cabo por las empresas del sector, definiendo unas pautas que ayuden a estas a adaptarse a los nuevos requerimientos del nuevo Decreto. Para ello, la metodología de trabajo se basará principalmente en la realización de entrevistas personales, el lanzamiento de un cuestionario y la creación de un grupo de trabajo.