SHARE
La Fundación Renovables presenta una decena de iniciativas en la Comisión para la Reconstrucción Social y Económica

La pasada semana la Fundación Renovables presentó a la Comisión de Reconstrucción Social y Económica en el Congreso de los Diputados sus iniciativas para contribuir a superar las consecuencias derivadas de la crisis sanitaria y desarrollar un marco económico de futuro basado en la eficiencia y las renovables. Fue su presidente, Fernando Ferrando, quien desgranó ante el Grupo de Trabajo para la Reactivación Económica las bases de dichas iniciativas que la Fundación ha identificado en su último informe, “Lecciones aprendidas para salir de la crisis”, junto con referencias analizadas a la pasada salida de la crisis de 2008.

Unef y la Asociación Ecuatoriana de Energías Renovables y Eficiencia Energética acuerdan promocionar la fotovoltaica
Planta fotovoltaica en el campo

Ferrando hizo una comparación entre el marco regulatorio del pasado y el actual y definió elementos de cohesión y fortaleza financiera mejores a los de hace una década, como “la confianza en el sistema, la respuesta de organismos supranacionales y la fuerza y voluntad de toda la ciudadanía en conjunto”. Entre las propuestas para la recuperación económica sobresale una inversión de más de 60.700 millones de euros, de los cuales 4.360 millones serían de participación pública, y también unos incentivos de reducción fiscal o de incremento de gasto de 3.574 millones. Se trata de cifras calculadas para el actual 2020 y para 2021 y con objetivos cumplidos, acompañadas de medias de actuación fiscal, de electrificación de la demanda y de simplificación administrativa. Las líneas de actuación presentadas son las siguientes:

  • Desarrollo del autoconsumo con la instalación de 4.680 MW y casi 7.000 millones de euros de inversión. Serían 3.000 MW en empresas, 1.000 MW en residencial individual y compartido, 280 MW en edificios públicos y 400 MW en agricultura y ganadería. Aplicación de un IVA del 10 % y la reducción del IBI.
  • Generación centralizada y distribuida. La licitación/ejecución de 250 MW de nueva potencia renovable, que movilizarían casi 14.000 millones de euros sin necesidad de ayudas. Se propone la primera subasta en el tercer trimestre de este año.
  • Rehabilitación de edificios. Con un objetivo exigente que supondría licitar/ejecutar 750.000 viviendas, en el periodo 2020/21, de las que 250.000 pertenecen a colectivos vulnerables. Y también rehabilitar el 5% de edificios de servicios y públicos.
  • Movilidad y transporte. El desarrollo está basado en la reducción de las necesidades de movilidad motorizada y que esta se desarrolle de una forma sostenible.
    • Teletrabajo, 1.000.000 personas con 3pp de rebaja en la cotización.
    • Movilidad sostenible al trabajo. 250 millones de euros de inversión para 1.000.000 de trabajadores.
    • Matriculación de 500.000 vehículos eléctricos.
    • Venta de 500.000 bicicletas eléctricas.
  • Infraestructuras. Actuaciones públicas para garantizar que la inversión sirva para dar servicio.
  • La construcción de 5.000 kilómetros de carril bici con una inversión 250 millones de euros.
  • Un plan para dotar a los edificios residenciales de garajes comunitarios con la infraestructura básica de recarga inteligente. Como objetivo se fija la instalación de 000 sistemas de recarga individual y 50.000 colectivos.
  • Equipamiento eficiente. Apuesta por un Plan Renove de equipamiento tendente a implantar modelos de actuación diferentes líneas de actuación definidas en este sentido son:
  • Digitalización. Inversión de incentivos fiscales de 2.000 millones de euros para procesos de digitalización del sistema eléctrico: 1.500 millones para el sistema de distribución reconocido como RAB, Regulatory Asset Base, y 500 millones para sistemas de domótica en edificios.
  • Sustitución de 100.000 calderas por bombas de calor.
  • Planes industriales. Apuesta por un plan de ayudas de 200 millones de euros, principalmente para la migración por el tamaño de las palas en el sector eólico, para reforzar la industria de componentes y de electrónica de potencia, y para el desarrollo de la industria del almacenamiento y de las celdas de combustible, H2.

Al final de la intervención de Fundación Renovables, Fernando Ferrando insistió también en la necesidad de que la salida de la crisis sea inclusiva y no fragmente el tejido social, proponiendo la puesta en marcha de una Tarifa Social para la electricidad y la necesidad de difundir, formar y educar en una nueva cultura de la energía en la que el consumo responsable sea la base.