SHARE
Joan Groizard, director general del IDAE

Ayer se presentó en la sede de la Comisión Europea en Madrid el proyecto europeo (H2020) iDistributedPV, una iniciativa continental que tiene como objetivo desarrollar soluciones para mejorar la integración masiva de energía solar fotovoltaica en las redes de distribución, teniendo en cuenta sistemas de almacenamiento de energía, la gestión activa de la demanda, las tecnologías inteligentes y la integración de procedimientos en el sistema de distribución de energía según criterios de mercado eléctrico.

Presentación de los resultados del proyecto iDistributedPV
Presentación de los resultados del proyecto iDistributedPV

Durante la jornada se presentaron los datos obtenidos en el estudio, aunque previamente intervino el director general del Instituto para la Diversificación y el Ahorro Energético, Joan Groizard, que fue explícito sobre la oportunidad actual que supone el autoconsumo en nuestra sociedad y la necesidad que comporta al mismo tiempo, en un contexto de transición energética hacia la descarbonización. Groizard subrayó que, “hay una demanda ciudadana de la sociedad civil de participar en el sector energético”, y a continuación explicó de qué forma “el autoconsumo supone una implicación del ciudadano en el modelo energético”. En esa apuesta dedicida y determinante para involucrar al consumidor en el sistema hay, además, facilidades añadidas que antes no existían, Joan Groizard afirmó también que “ya no es necesario que para el autoconsumo haya un único consumidor. Podemos abastecer una comunidad, manzana o barrio, donde un grupo de personas pueda autoconsumir la energía que produzcan»

Presentación de los resultados del proyecto iDistributedPV
Un detalle de la presentación de los resultados del proyecto iDistributedPV en la sede de la Comisión Europea en España

En la sesión intervino a continuación Pedro Basagoiti, director de Tecnología, Innovación y Nuevos Desarrollos de OMIE, operador del mercado, que se ocupó precisamente de la “Agregación de la demanda en el mercado eléctrico”. Basagoiti explicó la influencia de las distintas tecnologías y cómo debe evolucionar el mix a futuro. Todo ello antes de que la coordinadora del proyecto, Lucía Dólera, directora de proyectos de APPA Renovables, una de las entidades que han participado y liderado el proyecto, presentase las líneas generales y los resultados del proyecto. iDistributedPV ha reunido a 12 entidades expertas en el sector solar fotovoltaico de seis países distintos, para analizar las barreras existentes en Europa para la fotovoltaica distribuida y proponer soluciones efectivas para su desarrollo. Dicho análisis se ha basado en cerca de un centenar de casos prácticos y, a través de ellos se deduce que el retorno de la inversión en los sistemas fotovoltaicos instalados está por encima del 7 % e incluso del 10 % en determinadas ubicaciones de la Unión Europea. También se desprende lo relevante de la autosuficencia, que llega a ser, dependiendo del perfil de consumo, superior al 60 %. El estudio concluye igualmente que la efectividad de la solución está basada mucho más en la posibilidad de autoconsumir que en el volcado de energía a la red. De hecho, el almacenamiento reduce el retorno de la inversión. Los casos de estudio proceden de instalaciones en Alemania, Polonia, Lituania, Grecia y España.

iDistributedPV ha aglutinado a entidades que incluyen expertos en el sector renovable de muy alto nivel: promotores, fabricantes de equipos, expertos en política energética, etc. Las soluciones más prometedoras que se han desarrollado integran la generación de energía solar fotovoltaica, sus equipos de producción, inversores, dispositivos de almacenamiento, tecnologías inteligentes, enfoques de gestión de la demanda, estrategia y procedimientos de monitorización, de operación de la red o modelos de regulación. Estas soluciones han sido validadas y evaluadas en cinco redes de distribución reales y diferentes en Europa, considerando factores como diferente climatología, diferentes constes e ingresos por venta de energía. El proyecto propone también modelos de negocio y de gestión concretos para la energía solar fotovoltaica distribuida.