Conecta con nosotros

Energías renovables

España aspira a ser la nueva referencia en autoconsumo fotovoltaico en Europa en los próximos años

Publicado

el

España aspira a ser la nueva referencia en autoconsumo fotovoltaico en Europa en los próximos años

El actual contexto económico, social y medioambiental han provocado que 2022 sea el año de la explosión del autoconsumo eléctrico en España. Familias, empresas y comunidades de vecinos han buscado alternativas para controlar su gasto eléctrico y las han encontrado en las soluciones fotovoltaicas. Con un invierno marcado por los desafíos de suministro energético, el crecimiento del sector fotovoltaico y su potencial ha implicado la entrada de nuevos actores en el mercado y la diversificación de la oferta.  

 

Desde que en 2021 se superaran los 540 euros por megawatio hora en el precio de la electricidad, el autoconsumo se ha convertido en una alternativa real. Ahora, los precios han mejorado, pero continúan elevados todavía y se prevé que se mantengan por encima de los 150 euros y que alcancen los 190 euros por megawatio hora el año próximo. Así lo sugieren desde Ezzing Solar, energytech española pionera en el desarrollo de soluciones para la digitalización de toda la cadena de valor fotovoltaica. Esta compañía prevé que España acabará el año con un mercado de generación distribuida superior a los 2.500 MW, más allá de la previsiones de la Unión Española Fotovoltaica. También se batirá el récord de potencia instalada en un año, que se estableció en 2021 con 1.300 MW.

Las buenas cifras de este año en lo que respecta a autoconsumo, con más de 150.000 instalaciones, no impiden que sigamos retrasados en relación con Francia o Italia, y muy lejos de Alemania, donde hay más de 2 millones de hogares con instalaciones solares. Sin embargo el crecimiento de este mercado es un hecho irrefutable, ayudado además por el hecho de que los elevados precios de la energía han impulsado la rentabilidad de la energía fotovoltaica en todos los sentidos. Se ha reducido el tiempo de amortización de una instalación de 7 años a apenas 2 años. Este factor será determinante para ese crecimiento que, según Unef, podría llevar a superar el millón de instalaciones de autoconsumo en dos o tres años y superar las previsiones gubernamentales de alcanzar los 14.000 MW de energía autogenerada en 2030.

 

Facilidades y ayudas para impulsar el autoconsumo

Los fondos Next Generation de la Unión Europea y las ayudas municipales que reducen los impuestos como el IBI han sido los otros grandes responsables del impulso del autoconsumo fotovoltaico. También las comunidades de vecinos han podido optar por la energía solar gracias a las nuevas normativas, que permiten implementar una instalación conjunta e incluso inyectar los posibles excedentes de energía en la red eléctrica y recibir compensaciones. Una instalación fotovoltaica conectada a la red permite ahorrar hasta un 80 % en la factura mensual, y se puede alcanzar el 100 % si también se cuenta con baterías de almacenamiento, alcanzando una independencia total.

Por otro lado, las recientes noticias de cambios regulatorios en favor de ampliar el radio de cobertura para las comunidades solares a 2 kilómetros, abre la puerta a nuevos modelos de negocio que permitirán a personas que viven en apartamentos disfrutar del ahorro de la energía solar como si tuvieran un techo propio en una vivienda unifamiliar.