SHARE
Castilla-La Mancha entre las regiones punteras en Europa para la rentabilidad fotovoltaica

Un 30 % se han incrementado las instalaciones de energía solar fotovoltaica en la comunidad de Castilla-La Mancha en los últimos años. Según datos de Unef, la región aporta el 12,4 % de generación de energía renovable del país y es la segunda comunidad autónoma con más potencia solar instalada.

 

Durante 2020, además, se ha constituido la Comisión para la Sostenibilidad Energética del Sector Público Regional, con el objetivo de potenciar la transición energética, incentivando el autoconsumo y mejorando la eficiencia energética.

Castilla-La Mancha es una de las comunidades autónomas con más horas de luz solar anuales en el territorio español y más irradiación solar, superando los 500 MW. Además, un clima mediterráneo continentalizado y uno de los paisajes más áridos del país, junto con la notable escasez de precipitaciones y los veranos suaves de Guadalajara y algunas zonas montañosas de Cuenca, favorecen el funcionamiento óptimo del sistema fotovoltaico. Si en muchos países de Europa con menos de 1.000 horas de sol al año las placas solares ya son una inversión rentable, los beneficios que se pueden obtener en una comunidad como Castilla-La Mancha -que tiene de media unas 2.688 horas anuales de luz- se multiplican.

Asimismo, la posibilidad de acceder a bonificaciones incrementa las ventajas: Ciudad Real, Puertollano y La Solana con una bonificación sobre el IBI del 50 %; Alcázar de San Juan con una bonificación del ICIO de hasta el 75 %; Talavera de la Reina con una reducción del 50 % sobre ambos, y Guadalajara, que además de una bonificación del 50 % del IBI, ofrece una reducción sobre el ICIO de hasta el 95 %. Sin tener en cuenta dichas bonificaciones, la recuperación económica de este tipo de sistemas en Castilla-La Mancha se lograría en 6 años y medio. En comparación con otras zonas con menor irradiación solar, en las que ese período alcanza los 11 años, se conseguiría una ventaja de más de 4 años en la recuperación económica de la instalación.

Se estima que en España tan solo contamos con 10.000 sistemas fotovoltaicos en viviendas frente a 1.600.000 en hogares alemanes, según PV-Magazine. Por otro lado, en España obtenemos de media al año 1.600 kilovatios-hora por metro cuadrado de energía solar, mientras que en Alemania tan sólo tienen disponibles 1.000 kilovatios-hora por metro cuadrado de energía solar, de tal forma que en una ciudad como la capital alemana, Berlín, la amortización de la inversión se realizaría en 11 años. Un periodo similar el que costaría en Londres y levemente inferior al de Amsterdam, por ejemplo. En esos tres casos, la amortización alcanza un 7-8 % de rentabilidad frente al 15 % de Ciudad Real. Además, si se cuenta con las bonificaciones antes citadas que Castilla-La Mancha ofrece (ICIO con una reducción del 95 % del impuesto e IBI al 50 % durante 5 años), la inversión se amortizaría 4 años después de la realización de la instalación.