SHARE
Las renovables generaron en 2020 el 43,6 % de la energía eléctrica, su mayor cuota desde que existen registros

Las tecnologías renovables produjeron en 2020 el 43,6 % de toda la electricidad en España, de forma que registraron así su mayor participación en el mix de generación desde que se cuenta con registros (año 2007), según los datos de Red Eléctrica de España en su informe de cierre de año. La cuota de producción verde de 2020 es 6,1 puntos porcentuales superior a la de 2019 y está 3,2 puntos porcentuales por encima del anterior máximo de participación anual, registrado en 2014.

 

España generó 109.269 GWh de electricidad de origen renovable en 2020, un 11,6 % más que en 2019; a pesar de que el total de producción eléctrica fue un 4 % inferior, hasta alcanzar los 250.387 GWh. La eólica, responsable de algo más de la quinta parte de toda la producción (21,7 %), fue la renovable con mayor presencia en una estructura de generación liderada por la nuclear con el 22,2 % y seguida por el ciclo combinado (que aporta el 17,8 % del total), la hidráulica (11,9 %), la cogeneración (10,8 %) y la solar fotovoltaica que, con un aumento interanual de su generación del 65,9 %, ocupa a cierre de este año el 6,1 % de la estructura de generación nacional.

En total, la producción libre de emisiones de CO2 equivalente significó el 66,9 % del total y convierte a 2020 en el año con la energía más limpia, también desde que hay registros. Por su parte, el carbón ha recortado un 60 % su producción con respecto a 2019, hasta alcanzar los 5.064 GWh y marca su mínimo histórico anual de producción y de participación en el mix de generación español (2 % sobre el total).

El máximo de la cuota de producción de energía verde y limpia de 2020 se debe, principalmente, a las condiciones climáticas favorables a las renovables y a un mayor empleo de viento y sol como combustibles naturales y al incremento de la potencia renovable instalada en el parque de generación español, que en 2020 suma 2.706 nuevos MW de eólica y solar fotovoltaica, a la vez que reduce en 3.486 MW la presencia de tecnologías contaminantes, centrales térmicas de carbón en su mayoría. Con todo, la potencia instalada española cuenta a día de hoy con 109.674 MW de los que el 53 % pertenecen a tecnologías renovables.

La demanda de electricidad se resiente ante los efectos de la pandemia

Además, el informe concluye que en 2020, la demanda de energía eléctrica retrocede un 5,6 % con respecto a 2019. La ralentización de la actividad económica provocada por las medidas tomadas para combatir la pandemia del COVID-19 se considera una causa fundamental. Por sistemas, el balear ha acusado un mayor descenso (19,6 % respecto a su demanda de 2019), que el canario (10,3 %) y el peninsular (5,1 %). El 20 de enero de 2020 a las 20:22 horas fue el instante en el que se registró el máximo de demanda en el sistema eléctrico peninsular, que alcanzó un consumo de 40.423 MW, cifra ligeramente inferior a la obtenida en 2019, que fue de 40.455 MW. La punta de consumo peninsular de 2020 está 11,1 puntos por debajo del máximo histórico de 45.450 MW, alcanzado en 2007.