SHARE
2021 cerró con 1.151 nuevos megawatios de autoconsumo y un crecimiento del 85 %

El ejercicio de 2021 ha supuesto un punto de inflexión para el autoconsumo en España. Los datos facilitados por la Asociación de Empresas de Energías Renovables, APPA Renovables indican que se instalaron 1.151 MW de potencia, lo que supone un crecimiento del 85 % respecto al año precedente. El sector residencial fue clave en esta evolución y ya supone el 22 % del total.  aumento de estas cifras, supone ya el 22% del total. Además, el ámbito doméstico estuvo muy condicionado por los altos precios del mercado eléctrico, de tal forma que el autoconsumo se ha identificado claramente por la población “como una forma de conseguir grandes ahorros en la factura eléctrica”, aseguran desde APPA, que valora también que “desde 2017, la potencia anual instalada ha experimentado fuertes crecimientos, multiplicándose por diez en los últimos cuatro años”.

 

Con esas cifras de instalación, particulares y empresas han logrado romper con la cifra psicológica del gigavatio y casi duplicar los 623 MW instalados en 2020. Pero además, desde la asociación auguran que el “boom” continuará los próximos ejercicios, en consonancia con “las líneas de ayuda al autoconsumo lanzadas ya por la mayoría de las comunidades autónomas”.  En concreto, esperan “que las instalaciones industriales que han iniciado su tramitación y solicitado las ayudas en 2021 se ejecuten durante el presente año, de forma que la potencia instalada se incremente con fuerza en 2022”.

Según la Hoja de Ruta del Autoconsumo del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, las previsiones se sitúan en alcanzar los 9 GW en 2030, cifra ampliable a 14 GW en el escenario más optimista. En la actualidad hay del orden de 2,5 GW de potencia en instalaciones de autoconsumo en nuestro país y en un escenario conservador se superarían con facilidad los 11 GW, por lo que el desarrollo actual del autoconsumo estaría por delante de las previsiones más optimistas.

Los retos futuros del autoconsumo

Entre los retos futuros que identifican desde APPA Renovables está la necesidad de “avanzar en homogeneizar la normativa fiscal, seguir simplificando los trámites administrativos, hacer cumplir los plazos a los distintos actores o ampliar la limitación actual de 500 metros entre generador y consumidor en autoconsumo compartido”. También hacer referencia a los altos precios del mercado como justificación para augurar un buen comportamiento del sector, así como a la propuesta de la Comisión Europea de facilitar un IVA reducido para estas instalaciones. Todo ello con vistas a contribuir significativamente a alcanzar el objetivo del 74 % de electricidad renovable en 2030.