SHARE
Presentación del Plan Nacional Integrado de Energía y Clima

El Ministerio de Transición Ecológica aprobó la semana pasada el reparto económico destinado a la generación eléctrica que contempla en el Plan Nacional Integrado de Energía y Clima. Según la presentación llevada a cabo dos días antes, el Ministerio para la Transición Ecológica quiere destinar 101.636 millones de euros a las energías renovables, 86.476 millones más para ahorro y eficiencia, 41.846 millones para redes eléctricas y 6.166 millones para el resto de medidas. Según este reparto, el objetivo del Ejecutivo es lograr que la presencia de las renovables en el total del mix energético sea del 42%, diez puntos más que el objetivo marcado por la Unión Europea, que es del 32%. De ahí que la inversión deba ser exponencial y que la voluntad sea que en 2030 la energía eólica supere los 50.000 MW, la fotovoltaica se sitúe al borde de los 37.000 MW y la termosolar sobrepase los 7.000 MW. Para esa fecha también se prevé que haya desaparecido la generación a través del carbón, mientras que conservarán su proporción las centrales de ciclo combinado y la energía nuclear apenas sobrepasará los 3.100 MW, cifra similar a aquella en la que se debería situar la cogeneración. Por su parte, la energía hidraúlica espera duplicar su producción. El porcentaje de renovables en 2030 será del 74% y la eficiencia energética del país mejorará en un 39,6%. De igual modo, la intensidad energética primaria de la economía (la relación entre la demanda o consumo energético y el PIB) mejora en 3,6% anual entre 2021 y 2030.

Plan Nacional Integrado de Energía y Clima, PNIEC

En total, el PNIEC concluye que el proceso de modernización hacia una economía descarbonizada movilizará unos 236.000 millones de euros entre 2021 y 2030. En el caso del precio medio de la luz, en 2030, presentará una rebaja del 12%, antes de impuestos, respecto al precio actual. La previsión es que, a partir de ese año, el precio descienda por la entrada masiva de renovables, al ser tecnologías más baratas y competitivas.

El Plan define lo que debe hacer España hasta esa fecha para lograr situarse en los objetivos de eficiencia energética y energías renovables que estableció la Unión Europea. Forma parte de lo que se conoce como «paquete de clima» e incluye también la Ley de Cambio Climático y la Estrategia de Transición Justa. El Borrador que ahora llega a la Comisión Europea debería haberse remitido en 2018, según el mandato de la Comisión. El plan sienta las bases para la modernización de la economía española, el posicionamiento de liderazgo de España en las energías renovables, el desarrollo del medio rural, la mejora de la salud de las personas y el medio ambiente, y la justicia social. Entre sus cifras claves prevé la creación de entre 250.000 y 364.000 empleos netos anuales a lo largo de la década. Además, la dependencia energética del exterior disminuye 15 puntos porcentuales, pasando del 74% actual al 59% en 2030.

2018 se cierra con casi el doble de matriculaciones de vehículos eléctricos

En cuanto a la movilidad, la penetración de renovables en este sector alcanzará el 22% en 2030 a través de la incorporación de unos cinco millones de vehículos eléctricos -aproximadamente, el 16% del parque móvil que se espera en 2030, según los modelos empleados en el PNIEC- y el uso de biocarburantes avanzados. En base a este compromiso, ya se ha fijado un Plan de Apoyo Integral al Sector de la Automoción 2019-2020 dotado con 562 millones de euros para fomentar acciones de movilidad sostenible y conectada, rejuvenecimiento de las plantillas y mayor participación de la mujer, apoyo a la innovación en el sector y formación.

En materia de eficiencia energética, se da prioridad a la rehabilitación del parque edificado existente, en línea con los objetivos de la Agenda Urbana Española, que incluyen también la lucha contra pobreza energética y mejorar la accesibilidad. El PNIEC prevé un ritmo anual medio de rehabilitación energética de 120.000 viviendas en la próxima década. Esta medida, junto con la mejora de las instalaciones energéticas, permitirá un ahorro de energía acumulado de más de 6.700 kilotoneladas equivalentes de petróleo (ktep) en el periodo 2021-2030.

Jornada durante la celebración de Genera

Está previsto que en el transcurso de la jornada “La eficiencia energética en el Plan Nacional Integrado de Energía y Clima”, que la asociación A3e organiza este martes 26 de febrero en el contexto de Genera sean presentadas y explicadas sus principales líneas. Será Sara Aagesen, la propia asesora de la ministra Teresa Ribera y una de las expertas que ha trabajado en la redacción del documento, quien intervenga en la sesión. Se trata de la primera vez que se hace un Plan en el que se integran conjuntamente la energía, el medio ambiente y la lucha contra el cambio climático, lo que da una idea de su relevancia y la importancia de dicha explicación.

Durante la misma y en una parte posterior, el consultor y experto energético y que también fuera director general del Instituto para el Ahorro y la Diversificación de la Energía, Javier García Breva, hará una introducción del concepto de «flexibilidad energética» al que se refiere el reglamento de gobernanza de la Unión Europea. Ofrece una visión de conjunto con la eficiencia energética como eje vertebrador y aúna las acciones que desde el punto de vista del consumidor se pueden tomar para gestionar la energía eficientemente, entre ellas, como es fácil imaginar, el autoconsumo y las energías renovables o el vehículo eléctrico.