Al día siguiente de la presentación del Proyecto Estratégico para la Recuperación y Transformación Económica del Vehículo Eléctrico y Conectado, el Grupo Volkswagen, a través de su consejero delegado, Herbert Diess, confirmó que, junto a Seat, ambas firmas solicitarán participar en el citado Plan del Gobierno para impulsar el vehículo eléctrico con fondos europeos. Y lo harán con el objetivo de construir una fábrica de gigabaterías en España. El proyecto, pues, está estrechamente vinculado al PERTE y al apoyo del sector público a las inversiones necesarias.

 

Diess lo confirmó con motivo de un evento del grupo, en el que subrayó que “España podría convertirse en un pilar estratégico de nuestra estrategia eléctrica. Estamos dispuestos a establecer toda la cadena de valor de la movilidad eléctrica en el país, incluida la producción de vehículos eléctricos, así como sus componentes, y una nueva fábrica de baterías del Grupo”. Y lo condiciona al citado apoyo por parte del sector público, de tal manera que la fábrica del grupo urbano en Martorell podría fabricar, desde 2025, la familia de vehículos eléctricos urbanos del Grupo Volkswagen.

Factoría del Grupo Volkswagen en Martorell

Por su parte, Thomas Schmall, presidente del Consejo de Administración de Seat, y también CEO de Volkswagen Group Components, lo corroboró, “estamos impulsando aún más nuestra estrategia de baterías y tenemos la intención de construir la gigafábrica número tres en España”. Está previsto que su fase final, antes de que concluya la presente década, la planta pueda alcanzar una capacidad anual de 40 gigavatios hora.  También Wayne Griffiths, CEO de Seat y Cupra abundó en la idea de lograr que Martorell llegué a ser una factoría de fabricación de vehículos totalmente eléctricos y añadió que “la Península Ibérica es clave para conseguir una movilidad climáticamente neutra en Europa en 2050”.

Volkswagen y Seat construirán una fábrica de gigabaterías en España

El Grupo Volkswagen ya cuenta con factorías de baterías en Alemania y Suecia y su proyecto ahora para Martorell se engloba dentro del plan Futuro Fast Forward, que ha presentado este mismo año y que consiste en una estrategia para liderar la electrificación de la industria automovilística española a través de la producción de estos coches eléctricos. La familia de vehículos eléctricos urbanos que preparan para fabricar en España a partir de 2025 contaría con precios entre los 20.000 y los 25.000 euros, para conseguir que la movilidad eléctrica pueda ser accesible “al público general”.