VEM 2021 será en septiembre

La sexta edición de la feria y exposición de Movilidad Eléctrica de Madrid, organizada por Aedive y el Ayuntamiento, tendrá lugar entre el 17 y el 19 de septiembre, coincidiendo con la Semana Europea de la Movilidad, en la Plaza de Colón de Madrid. La edición que se prepara amplía su espacio disponible para dar la opción de que los vehículos eléctricos puedan ser probados y dar mayor protagonismo a la educación en movilidad eléctrica. En concreto, lo previsto es dar cabida en la zona de pruebas a un 30 % más de vehículos.

 

De este modo y tras la ausencia del pasado año a consecuencia de la pandemia, el certamen regresa para acercar la realidad más reciente de la movilidad eléctrica, nuevos vehículos y las diferentes opciones de infraestructuras de recarga existentes en el mercado, así como todo lo relacionado con una movilidad cero emisiones. Precisamente en un año marcado por factores como el nuevo plan de incentivos Moves III, dotado con 400 millones de euros ampliables y que supone más de 57 millones de euros en ayudas a la compra de vehículos eléctricos e infraestructuras de recarga en la región de Madrid, la que más vehículos eléctricos matricula de España y aquella que acoge la muestra.

VEM2021 contará con los protocolos oportunos para garantizar la seguridad de los visitantes y profesionales que coincidan en la Plaza de Colón durante los tres días del evento. Más de medio centenar de marcas, entre fabricantes de vehículos e infraestructuras de recarga, comercializadoras eléctricas y otros servicios de movilidad, se reunirán en el evento, junto también a los servicios de movilidad eléctrica compartida, operadores de recarga y servicios asociados.

Madrid ha adelantado a 2023 la obligación de tener un punto de carga eléctrica en los parkings no residenciales y el ayuntamiento de la capital trata también de impulsar la movilidad eléctrica con otros factores anexos. Además la Comunidad de Madrid promueve, a través de la Mesa de la Movilidad Eléctrica, planes de incentivos para la compra de vehículos eléctricos de dos ruedas y un plan de achatarramiento por kilómetros para motivar que los ciudadanos de la región achatarren sus viejos vehículos de combustión y reciban un bono de movilidad para utilizar los servicios de movilidad compartida de coche y moto existentes en Madrid.