plan_movilidadsostenible
Rating: 5.0/5. From 1 vote.
Please wait...

El Gobierno prevé aprobar en uno de las próximas reuniones del Consejo de Ministros un plan de ayudas para el sector del automóvil que estará dotado con una cifra aproximada de 10.000 millones de euros. Reflotar uno de los sectores más afectados por la crisis derivada de la emergencia sanitaria del COVID-19 es el primer objetivo del proyecto que quiere servir también para acelerar la transición hacia la movilidad sostenible y, para conseguirlo, planteará desde un inicio una mesa centrada en esta última tarea.

En la última reunión de presidentes autonómicos este domingo 7 de junio, fueron varios los mandatarios territoriales que solicitaron la puesta en marcha cuanto antes de las ayudas al sector del automóvil por parte del Ejecutivo que preside Pedro Sánchez. Iñigo Urkullu, presidente autonómico vasco, y Ximo Puig, su homónimo valenciano, fueron dos de los que más insistieron en la cuestión, cuyos fondos estarán vinculados al plan de reconstrucción anunciado por la Comisión Europea, y del que España recibirá una cifra cercana a los 140.000 millones de euros. En concreto, Urkullu insistió en que el Gobierno debería centrarse en la tecnología y en la inversión, en la digitalización de la economía y la transición energética, que pueden llegar a ser prioritarias para recuperar la actividad y el empleo. Por su parte, Puig propuso que el plan de reactivación no pase en exclusiva por vehículos no contaminantes, de forma que no excluya a los vehículos de diésel y gasolina.

En la última reunión de presidentes autonómicos este domingo 7 de junio, fueron varios los mandatarios territoriales que solicitaron la puesta en marcha cuanto antes de las ayudas al sector del automóvil por parte del Ejecutivo que preside Pedro Sánchez

 

En todo caso, la intención del Gobierno está ya decidida con respecto a la viabilidad de la medida, no en vano ya el pasado año, sin crisis de por medio, propuso un plan de ayudas al sector del automóvil que finalmente no se llevó a efecto, pero que continúa siendo uno de los objetivos de Pedro Sánchez y también de la ministra de Industria, Reyes Maroto. Además debe ser compatible con la recientemente aprobada Ley de Cambio Climático, de manera que la sostenibilidad sí que tiene que ser una prioridad en ese contexto. De ahí que la constitución de una mesa de movilidad sostenible sea uno de los primeros pasos que se pretende dar, de cara a encuadrar ese nuevo modelo de movilidad en un marco de eficiencia, mejor tecnológica y para lograr que los vehículos de bajas emisiones y los vehículos eléctricos vayan ocupando progresivamente el parque nacional.

Conseguir que la industria del automóvil adapte sus sistemas de fabricación a ese nuevo modelo de movilidad sostenible es otro de los factores importantes. El plan de apoyo a la industria abarca la evolución hacia ese nuevo modelo que pase por la transformación digital y la transición energética, y pasa por reforzar aspectos también como la cadena de valor de las baterías para coches eléctricos o el uso de las tecnologías de la información en el entorno de esa nueva movilidad. También por nuevos planes Moves y Movea, así como de achatarramiento, aunque la industria teme que si el plan se centra en exceso en la movilidad eléctrica el beneficio vaya sobre todo para aquellos países que están más centrados en su producción.