Schneider Electric presenta EVlink, la solución 360º para recarga de vehículos eléctricos
No votes yet.
Please wait...

Schneider Electric presenta una solución 360º escalable para construir y operar eficientemente la infraestructura del vehículo eléctrico en el hogar, el trabajo y la vía pública. Se trata de un sistema de carga inteligente que se adapta a las necesidades de los usuarios, según el sector, la ubicación, la capacidad o los tiempos de carga y que abarca desde el servicio de consultoría hasta una microgrid completa. Los cargadores de la serie EVlink, con más de 125.000 puntos de recarga en todo el mundo y certificado Green Premium, ofrecen seguridad, confiabilidad, captación de datos y analítica para permitir a sus usuarios alcanzar el mayor rendimiento, gestionar el uso de la energía y reducir costes.

La gama incluye soluciones personalizadas para parkings públicos, semi públicos y privados. Para los usuarios domésticos, Schneider Electric ofrece dos soluciones: EVlink Modo 2 y EVlink Wallbox. La primera de ellas está diseñada para realizar la carga del vehículo con una toma doméstica que permite cargar hasta 16 amperios y que integra todas las protecciones establecidas por la ITC BT-52.

Por su parte la solución EVlink Wallbox, pensada para la carga de vehículos eléctricos en el hogar, es un sistema adecuado para el uso en el exterior e interior, que cuenta con llave de seguridad, con montaje en pared y un diseño único. Además permite detener y reiniciar la carga fácilmente, limitar la potencia o hacer programación horaria.

Para las oficinas, espacios de trabajo y comercios que necesitan más de un cargador, Schneider Electric ha desarrollado una oferta completa con la opción de integrarse a los diferentes softwares de control de edificios (BMS, SCADA, PME, etc). La oferta incluye también servicios de consultoría para ayudar a los clientes a elaborar estrategias, planificar, diseñar, instalar y mantener sistemas inteligentes de carga para el vehículo eléctrico que sean seguros, confiables y eficientes; y también cargadores inteligentes de una toma como el EVlink Smart Wallbox y de dos tomas como el EVlink Parking que ofrecen seguridad, conectividad (OCPP, Modbus, 3G/4G, Ethernet y Wifi), acceso mediante RFID, captura de datos y análisis de la información.

Asimismo, la integración a este sistema de gestión de cargas permite la instalación entre 2 y 1000 puntos de recarga en modo dinámico, la configuración por zonas y la programación por horas. A su vez, mediante acceso web, es posible ver y monitorizar la infraestructura en tiempo real e integrar los equipos de CA y CC; distribución eléctrica con equipos de media y baja tensión seguros y resistentes; el sistema permite también la gestión de energía y microrredes para optimizar el consumo de energía de las unidades de carga para el vehículo eléctrico gracias al software que aumenta la eficiencia de uso y coste al pronosticar el momento óptimo para consumir, producir, almacenar o vender energía.

El almacenamiento de batería permite a su vez optimizar el uso de la red y permite una mejor gestión de las energías renovables, y también un servicio de mantenimiento predictivo IIoT y de gestión de operaciones, combinado con análisis de datos, que minimizan el gasto operativo (OpEx) y ayudan a eliminar el tiempo de inactividad. Desde Schneider se precisa además que todas las instalaciones del producto deben ser realizadas por un instalador eléctrico que comprobará, además, la distribución eléctrica y la actualizará en caso de que sea necesario de acuerdo con las normas eléctricas.