ABB E-mobility acaba de fortalecer su posición en el ámbito de las soluciones de carga de vehículos eléctricos con la apertura del sitio de producción de cargadores rápidos de CC más grande de la compañía hasta la fecha: el Centro de Excelencia de E-mobility en Valdarno, Toscana.

 

El nuevo espacio cuenta con 16.000 metros cuadrados, de los que 3.200 están dedicados al desarrollo y creación de prototipos de I+D. Además supone una inversión de 30 millones de dólares y quiere ser un nuevo punto de referencia para el sector, produciendo un cargador rápido de CC cada 20 minutos gracias a sus siete líneas de producción. Las 15 instalaciones de prueba pueden simular más de 400 sesiones de carga por día, mientras que las soluciones de automatización integradas conectan el taller con el innovador almacén automático, lo que garantiza un control de stock optimizado, una trazabilidad completa y operaciones eficientes, respaldadas por AGV y vehículos de manipulación.

ABB E-mobility abre su mayor planta de producción de cargadores rápidos de CC en Italia

La gama completa de soluciones de carga de CC de ABB se producirá en este nuevo centro en la Toscana, apoyando la electrificación de todos los sectores del transporte y reforzando con el compromiso de ABB E-mobility de construir un futuro sin emisiones con soluciones de carga inteligentes y fiables para vehículos eléctricos. La compañía ha vendido ya más de 680.000 cargadores VE en más de 85 mercados y con esta inversión en Valdarno duplica de sobra su capacidad de producción en los últimos dos años con más de 10.000 cargadores de CC adicionales al año.

ABB E-mobility abre su mayor planta de producción de cargadores rápidos de CC en Italia

Alrededor de 70 de los más de 500 empleados del sitio se dedicarán a implementar soluciones innovadoras, nuevo software y herramientas de gestión del ciclo de vida del producto para integrar completamente las actividades de I+D con la fabricación. ABB E-mobility emplea a más de 350 expertos en I+D en todo el mundo y tiene una cartera de más de 350 patentes concedidas. La nueva instalación también tiene como objetivo lograr la certificación LEED de nivel oro, estándar independiente reconocido mundialmente para el diseño, la construcción y la operación de edificios ecológicos. El agua de lluvia se recolecta para uso de riego, el 100 por ciento de los desechos de producción se recicla y la totalidad de las necesidades de energía se satisfacen con fuentes renovables certificadas, incluido un sistema fotovoltaico que genera 720 MWh de electricidad y evita 338 toneladas de CO2 por año. Gracias a ABB AbilityTM Energy and Asset Manager, una plataforma que monitorea y administra eficientemente más de 9.000 dispositivos en toda la instalación, incluidas las unidades de regulación térmica, iluminación y tratamiento de aire, se optimiza la distribución eléctrica y se ahorra energía en comparación con las soluciones tradicionales.