Conecta con nosotros

Asociaciones

Apiem defiende la profesionalidad del instalador en un programa de Telecinco

Publicado

el

Ángel Bonet, presidente de Apiem, durante su intervención

El presidente de Apiem, Ángel Bonet, ha participado recientemente en El Programa de Ana Rosa Quintana, dentro de un reportaje de investigación sobre estafas en el sector eléctrico, con la misión de asesorar al usuario final ante el intrusismo profesional y defender la figura del instalador autorizado. La sección de investigación del programa se puso en contacto con Apiem hace meses para pedir la colaboración de un instalador experto que ofreciese al usuario final unas recomendaciones básicas sobre los precios reales de mercado y garantías exigibles en los trabajos realizados.

Bonet se refirió, entre otras cuestiones, a la derivación a tierra del cable de alimentación de un electrodoméstico, “es una avería muy sencilla que se produce de manera habitual en las viviendas cuando los electrodomésticos son antiguos y que produce una descarga al enchufar la lavadora o el frigorífico, por ejemplo”, comentó. Luego informó sobre el tiempo que un instalador tardaría en solucionar la avería – “para una vivienda normal con una hora u hora y media sería suficiente”– así como sobre el precio medio que costaría solucionar el problema –“desplazamiento y mano de obra incluidos, serían alrededor de unos 60 euros con el IVA también incluido”.

Apiem defiende la profesionalidad del instalador en un programa de Telecinco

Bonet insistió en la conveniencia de pedir un presupuesto previo e insistió en “la necesidad de exigir factura para poder hacer frente a posibles reclamaciones posteriores”. En ese contexto afirmó que es importante contar con un instalador autorizado, como profesional a quien recurrir ante cualquier circunstancia de este tipo.

Con toda esta información el programa empleó una cámara oculta para conocer una valoración económica de la citada avería por parte de distintos instaladores anunciados en Internet. Las cifras recibidas oscilaron entre los 120 y los 180 euros, sin IVA y sin factura; cantidades muy por encima del precio medio de mercado.

Apiem califica este modo de operar como “inapropiado. Aunque estamos en una economía de libre mercado, el inflado de los precios en este caso no proporciona una buena imagen de nuestro gremio. Asimismo, aceptar un servicio sin factura deja al cliente final en una situación de indefensión ante cualquier posible reclamación y además de abrir una puerta al intrusismo profesional, una instalación mal realizada puede ocasionar graves daños en la vivienda”. La asociación valora la doble misión que desempeña el profesional, “por un lado asesorar a la ciudadanía en cuanto a prácticas responsables; y por el otro, educar a los instaladores a la hora de acreditarse de forma proactiva y concienciarles de lo útil que puede ser un carné certificado como el que la asociación emite anualmente. La propia Ana Rosa Quintana aludió en el debate posterior a Apiem como asociación de referencia a la que poder dirigirse para encontrar un instalador autorizado.