SHARE
Simon ilumina los monumentos más importantes del mundo acueducto de Melos en Mérida
Simon ilumina los monumentos más importantes del mundo acueducto de Melos en Mérida

Los puntos de luz Fogo, Milos y Milos M iluminan la plaza de las Méridas del Mundo, la Muralla de la Alcazaba Árabe de Mérida y el Acueducto de los Milagros han sido iluminados con las soluciones tecnológicas de iluminación, control de luz, conectividad y material eléctrico de la firma Simon. En concreto el modelo Fogo ha sido el elegido para la luz blanca cálida que ahora ilumina a la Alcazaba, y también para el monumento en forma de obelisco que se ubica en la plaza de las Méridas del Mundo. Fogo también es la opción para el perímetro de la muralla, incluyendo la plaza, y con la posibilidad de apoyar campañas relacionadas con la celebración del día de la ecología (color verde), el día del agua (color azul) o el día de la mujer (color rosa), entre otros.

Para esta obra, se han instalado diez proyectores con óptica CMM (cónica media) que permitieron crear efectos muy escenográficos en los muros de la plaza. Además, para controlar la luz, se incluyó el sistema de control Scena, programado con un ciclo de color durante el fin de semana, y programaciones especiales en días señalados gracias a la opción de calendarizar el sistema. Para este proyecto, Simon también proporcionó las columnas en las que se colocaron los proyectores.

El acueducto de Melos con iluminación suave al finalizar el día en Mérida
El acueducto de Melos con iluminación suave al finalizar el día en Mérida

La muralla de la Alcazaba Árabe de Mérida, la más antigua fortificación musulmana de la Península Ibérica, construida por Abderramán II en el año 835 y declarada Patrimonio de la Humanidad como parte del conjunto arqueológico de Mérida, ha sido el segundo proyecto iluminado por Simon. Desde el punto de vista luminotécnico, lo más interesante de este proyecto es el muro que la rodea, cuyo perímetro, casi cuadrado, es de unos 550 metros; 2,70 metros de grosor y 10 metros de altura fabricados en su mayoría con sillares de granito reaprovechados de obras romanas y visigodas. El reto consistió en iluminar uniformemente el muro desde postes frontales, ya que la iluminación con proyectores adheridos al muro de abajo hacia arriba, aunque lumínicamente era idónea, generaba problemas por contaminación lumínica, por las crecidas del río y por las posibles acciones de vandalismo callejero.

El equipo de proyectos de Simon resolvió el desafío presentando un proyecto con cálculos lumínicos y planos de CAD para facilitar la instalación, apoyando la presentación con renders que simularon con gran realismo el resultado final.

Para esta obra se instalaron un total de 48 proyectores Fogo y Milos en blanco cálido 3000 K con ópticas RJ y RE, a una altura de 5 metros en columnas, brazos y crucetas  también de Simon, que hicieron posible iluminar de forma completamente uniforme los lienzos del espectacular muro de piedra, e integrar las luminarias en el entorno, ya que los soportes están acabados en oxicor (color similar al acero corten).

El tercer proyecto encargado a Simon consistió en iluminar el Acueducto de los Milagros, una de las conducciones que suministraban agua a la ciudad en la época romana. Para ello se empleó el proyector Milos M con óptica CME (23 unidades en total), también desde poste frontal y en parejas de proyectores, con una temperatura de 4000K, que ha hecho posible mostrar el contraste de la silueta del monumento recortada en la oscuridad. En este caso, con la idea de integrar el proyector en el entorno, se personalizó el color del soporte también en oxicor. El proyecto de iluminación urbana fue presentado el pasado mes de mayo en el Simposium Nacional de Alumbrado, organizado por el Comité Español de Iluminación.