SHARE
Facturación de la industria de iluminación

Las cifras con las que acabará el año la industria de la iluminación en España mejoran notablemente las obtenidas en 2020, pero aún quedan lejos del volumen facturado en el último ejercicio previo a la pandemia. Así lo constató Anfalum, Asociación Española de Fabricantes de Iluminación, la semana pasada durante su asamblea general, celebrada de forma online. En concreto, el sector prevé terminar el año con una facturación total de 1.256 millones de euros, un 5,4 % más que en el ejercicio de 2020, de triste recuerdo. Entonces fueron 1.191 millones, muy por debajo de los 1.371millones de euros con los que había concluído 2019, después de sufrir un retroceso próximo al 11 %.

 

Un momento de la asamblea general de Anfalum

 

En lo que se refiere al mercado nacional, el mercado crece bastante menos en relación con el año pasado, en concreto pasa de los 783 millones de euros, a los 795 millones con los que cerrará 2021, después de que la cifra de 2019 hubiese alcanzado los 854 millones. Mientras tanto, la exportación evoluciona mejor porque se acerca más a las cifras prepandemia, cuando el volumen se situaba en valores cercanos a los 478 millones por los 460 en los que se sitúa este año, muy por encima, eso sí, de los 408 millones de euros registrados hace un año.

Facturación del mercado nacional en la industria de iluminación

 

Mejoría más leve que otros ámbitos del material eléctrico

Para el director general de Anfalum, Alfredo Berges “estamos a mitad del camino de vuelta a las cifras previas a la pandemia”, aunque su valoración estima que no se alcanzarán aún el próximo año, sino que habrá que esperar algún ejercicio más para lograrlo. En la asamblea se hizo patente cierta inquietud por parte de algunos participantes respecto de esta recuperación aún incompleta y, sobre todo, del hecho de que el sector de la iluminación no refleje la mejoría en sus resultados que ya muestran otros ámbitos del material eléctrico. En todo caso, la caída de facturación se movió el pasado año en términos muy similares a los que registró el Producto Interior Bruto del país, e incluso podría estar por encima de las previsiones de crecimiento de éste.

Facturación de la exportación en la industria de iluminación

En todo caso, el sector espera la repercusión de los fondos del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia como uno de los factores favorables en recuperar el total dinamismo del mercado y reforzar el crecimiento durante el año que ahora se inicia.

 

Nuevo presidente en 2022

La asamblea efectuó un repaso también por el resto de la actualidad de la asociación y todas las actividades llevadas a cabo durante el año, así como la renovación de diversos cargos en el comité de dirección. Anfalum prevé elegir nuevo presidente en una próxima reunión del comité de dirección, después de que Benito Rodríguez ocupe el cargo de forma transitoria tras la salida de la anterior presidenta, Pilar Vázquez, a mediados de este año.

Un momento de la asamblea general de Anfalum

Además de hacer balance sobre la reciente edición de Transforming Lighting, que recuperó la presencialidad en su convocatoria de hace algunas semanas en el Espacio Telefónica, la asamblea se ocupó también de asuntos habituales como la Comisión de Inspección de Mercado y anunció también la creación del Observatorio de Vigilancia de Mercado, que se pondrá en funcionamiento este próximo 2022. Además, Anfalum va a renovar su espacio en internet, con un nuevo site, con el que quiere actualizar y renovar su presencia en la web.

 

Malestar con Light + Building

La asamblea se hizo eco también de cierto malestar de algunos fabricantes con la organización de la Light + Building, cuya próxima edición tendrá lugar durante el mes de marzo, en Frankfurt, Alemania, y a la que achacan indefinición respecto de las condiciones de celebración del certamen, especialmente teniendo en cuenta las actuales condiciones de restricciones que vive el país centroeuropeo. Ese hecho ha llevado ya a diversos fabricantes a anunciar su ausencia del certamen, ante la posibilidad de que las condiciones de acceso limite mucho la libertad de movimientos de los posibles visitantes profesionales, con probables limitaciones de aforo y obligación de presentar un test de antígenos negativo en COVID- 19 para acceder al recinto.