SHARE
Anfalum impulsa una norma para el uso desinfectante de la Luz Ultravioleta

La Asociación Española de Fabricantes de Iluminación ha elaborado junto a UNE la nueva Especificación 0068 para definir los requisitos de seguridad que garanticen el uso correcto de equipos de radiación ultravioleta UV-C para desinfectar ambientes y locales. Es la primera publicación en España específica sobre este tipo de luz, que aporta seguridad en el uso de radiación ultravioleta en la desinfección frente al COVID – 19, causa de la pandemia que ha causado la emergencia sanitaria. Dicha especificación ha sido concebida en un tiempo récord, tras la creación de un grupo técnico de trabajo en Anfalum, con el objetivo de regular el boom incontrolado que pudiera experimentar los equipos UV-C para desinfectar.

La radiación ultravioleta es una tecnología de gran utilidad para la desinfección de ambientes y locales de distintos virus, no solo el COVID 19, aunque teniendo en cuenta también que puede tener efectos perjudiciales para la salud, causar problemas en la piel, así como producir cáncer, afectar a la córnea, modificar los colores, etc. La nueva especificación es una iniciativa pionera, que armoniza la utilidad de la UV-C para combatir el COVID -19 y otros virus y patógenos, pero que como es un equipo eléctrico, que debe funcionar conforme a las Directivas de Baja Tensión y toda la normativa relacionada a estos aparatos.

La recopilación que conforma la norma aborda los requisitos del producto, así como de instalación y de mantenimiento destinados al uso seguro y eficiente de aparatos de uso profesional para la desinfección mediante radiación UV-C. Se ha reunido toda la información técnica y declaraciones de conformidad necesarias que garanticen la compatibilidad electromagnética, tensión, uso de sustancias peligrosas, reciclabilidad de los materiales empleados, sin olvidar disposiciones de seguridad y salud de los trabajadores expuestos a radiaciones ópticas artificiales.

Según la Especificación 0068, los nuevos equipos de radiación ultravioleta UV-C deberán ser fabricados de manera segura, con montaje y conexión adecuados, garantizando que protegen contra los riesgos propios del material eléctrico, para ser usados y mantenidos correctamente. De hecho, este documento es el punto de partida de nuevos desarrollos normativos y definición de aspectos técnicos para velar por estos aspectos electrotécnicos, de seguridad de manejo, y su posterior reciclaje. Su fin original es la desinfección de ambientes, pero hasta ahora sólo existía una normativa que contemplaba su uso como germicida. Para el director general de Anfalum, Alfredo Berges, la nueva especificación  permite “garantizar una implantación controlada, que respete la salud y la seguridad de las personas y animales, y que además garantice la calidad y conformidad a las normas electrotécnicas”.