Conecta con nosotros

Eficiencia Energética

Anfalum denuncia “riesgos de seguridad para las personas” tras las compras en alumbrado público de la Diputación de Valencia

Publicado

el

Anfalum denuncia “riesgos de seguridad para las personas” tras las compras en alumbrado público de la Diputación de Valencia

La Asociación Española de Fabricantes de Iluminación ha emitido un comunicado ante las informaciones surgidas en torno al llamado “Caso Rus”, en el que manifiesta que ya en 2012 advirtió a la Diputación de Valencia sobre “los riesgos y problemas derivados de la sustitución en el alumbrado público de las lámparas tradicionales de descarga por lámparas LED de conexión directa y otros dispositivos de adaptación de las luminarias instaladas”. Y añade a continuación que, “se aprecia que la gestión de la Diputación de Valencia bajo la `Administración Rus´ no ha tenido en cuenta las recomendaciones efectuadas por Anfalum”, para seguir con la denuncia, “ninguna de las empresas que han resultado adjudicatarias por la central de compras de la Diputación de Valencia son proveedores tradicionales en el sector de alumbrado público, cuyo destinatario final y por tanto cliente son los ayuntamientos”.

Y por ello solicita “que se sustituyan las lámparas por equipamiento de alumbrado que subsane las deficiencias, todo ello en beneficio de la eficiencia energética, y de una mayor seguridad y confort visual del ciudadano, que es el usuario final que se encuentra indefenso en esta situación”.

Anfalum reitera también la importancia de contar con proyectos luminotécnicos previos, en los procesos de sustitución de LED y la utilización de productos de calidad contrastada y empresas suministradoras que aportan garantía y solvencia. “Cuando una empresa, un instalador u otro agente lleva a cabo alteraciones de las características esenciales de la luminaria tales como: eliminar el balasto y/o arrancador, puentearlo o cortocircuitarlo, o disponer de una fuente de luz no compatible con el diseño efectuado por el fabricante inicial de esa luminaria, se convierte automáticamente en el fabricante de dicha luminaria y, por tanto, responsable de la misma, desde todos los puntos de vista”.

El peso de las lámparas LED

Según los responsables de la asociación, “en el alumbrado exterior el peso de una lámpara LED es nueve veces superior que el de las demás tecnologías y, consecuentemente, este efecto junto con las vibraciones y otras acciones mecánicas derivadas de la situación de las luminarias de alumbrado público a la intemperie, hacen necesario efectuar ensayos para comprobar que el portalámparas existente inicialmente es capaz de soportar el peso de la nueva fuente de luz y no ocasionar ningún problema o accidente”.

Y también afirma que “esta compra masiva de la Diputación de Valencia hace pensar que en este caso no existían ni análisis ni proyectos previos. Las centrales de compras de las Administraciones Públicas pueden generar beneficios y ahorros, pero siempre deben seguir un procedimiento y atender a una necesidad concreta, detallada y analizada”. Por todo ello, la asociación asegura que “ninguna de las empresas de Anfalum que en su día fabricaron las luminarias originales objeto de la sustitución del Plan `Lámparas Led´ de la Diputación de Valencia ha sido contactado por la `Administración Rus´ o en su caso por los municipios y usuarios finales de estas lámparas Led con el objeto de comprobar, analizar y validar en su caso el producto resultante de las modificaciones y alteraciones que se han llevado a cabo en las luminarias existentes”.

“Riesgo cierto para la seguridad de las personas”

Y concluye que “la totalidad del parque de luminarias en el que se han implementado las nuevas `lámparas Led´ ha sido objeto de alteraciones o modificaciones y se encuentra por tanto en situación de ilegalidad y fuera de responsabilidad por parte del fabricante original. Todas las luminarias que han sido objeto del Plan `lámparas Led´ de la Diputación de Valencia presentan un riesgo cierto para la seguridad de las personas y no disponen de los certificados legales exigibles según la normativa actual, por lo que es urgente la actuación sobre el 100% de las luminarias afectadas para certificar su situación actual, revertir a su situación anterior o sustituirlas por un producto nuevo que cumpla con la normativa vigente”.