Conecta con nosotros

Energía

Más de un tercio de los contadores ya estaban listos para la lectura digital a finales de 2014, según la CNMC

Publicado

el

Abril concluye con una subida del recibo de la luz del 46 %, la mayor de la historia

La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia ha hecho público el “Informe sobre  el cumplimiento del primer hito del plan de sustitución de contadores”, que recoge noticia sobre sustitución de contadores. Según él, hasta el 31 de diciembre de 2014, se habían instalado 11,9 millones de contadores inteligentes, un 43% del  total de los existentes en España. Un 36% del total de esos contadores (10,19 millones), estarían ya listos para realizar las lecturas horarias remotas, al encontrarse efectivamente integrados en  los sistemas de telemedida y telegestión.

Cantabria y Castellón son las provincias con mayor porcentaje de implantación de los nuevos contadores frente a Cuenca y Guipúzcoa, que ostentaron los peores registros. Dado que se trata de un proceso técnico complicado, en el que las empresas distribuidoras deben realizar la sustitución de los contadores antiguos y luego integrarlos en  sus sistemas de telemedida y telegestión para para poder realizar las lecturas horarias de forma remota, la normativa establece varios hitos de sustitución en periodos temporales definidos.

Así, a fecha 31 de diciembre de 2014, un 35% del total del parque de contadores de hasta 15 kW de potencia contratada deben estar sustituidos. Entre el 1 de enero de 2015 y el 31 de diciembre de 2016, otro 35%, y entre el 1 de enero de 2017 y el 31 de diciembre de 2018, el 30% restante.

Asimismo, la CNMC recuerda en su informe que aquellos clientes que cuenten con contadores de telemedida instalados, pero que aún no estén operativos, se les debería seguir cobrando el precio del alquiler del equipo correspondiente a los antiguos contadores monofásicos (0,54 €/mes, según la Orden ITC/3860/2007). Y también recomienda que el operador del sistema, Red Eléctrica revise la metodología aplicable para el cálculo de los perfiles de consumo de los usuarios y  la demanda de referencia utilizada.