SHARE
La CNMC estudia las “anomalías” que impiden “una competencia efectiva” en el mercado eléctrico

La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia ha iniciado un estudio sobre el mercado de la generación eléctrica después de haber detectado “anomalías” e “ineficiencias” que impiden el desarrollo de una competencia efectiva. El estudio tiene por objeto determinar el grado de concentración en el mercado de generación eléctrica y sus posibles implicaciones en términos de competencia, así como la formación de precios en el mercado a plazo y en el llamado “pool”. En concreto, se trata de esclarecer si determinados operadores ostentan una situación de poder de mercado susceptible de alterar el funcionamiento normal del mercado.

Aunque el proceso de liberalización del sector eléctrico se inició en 1997, y la generación y la comercialización están sometidas a las normas de  competencia, aún no se ha logrado  un funcionamiento plenamente competitivo y se han identificado ineficiencias. “La actividad de generación de electricidad está experimentando importantes cambios regulatorios, estructurales y tecnológicos, que previsiblemente tendrán gran impacto en el funcionamiento del mercado a medio plazo. Por esta razón, es necesario analizar el mercado eléctrico de generación para garantizar un funcionamiento competitivo y eficiente, que traslade los avances y las mejoras tecnológicas y económicas al consumidor final”, afirma Competencia.

El análisis preliminar efectuado ha puesto de manifiesto una serie de aspectos que podrían estar afectando al funcionamiento eficiente y a la competencia de dicho mercado. Entre las empresas que podrían encontrarse en la citada situación se encuentran aquéllas que cuentan con activos estratégicos (emplazamiento de las centrales, el acceso a los recursos hidroeléctricos, el acceso a combustibles, las restricciones de transporte o los derechos contractuales heredados) cuya propiedad les otorga una ventaja competitiva y que son, además, irreplicables. Esto les permite obtener beneficios extraordinarios que, sin embargo, no conllevan una entrada de nuevos operadores, dado el carácter insustituible de los activos que los generan.

Por otro lado, el poder de mercado puede manifestarse también en el denominado procedimiento de resolución de restricciones técnicas, dado que éste se circunscribe exclusivamente a la zona geográfica afectada por dichas restricciones y solo las centrales situadas en dicha ubicación pueden participar en resolverlas. Las empresas que intervienen en el procedimiento pueden percibir un precio superior al que obtienen en el mercado diario, por lo que podrían tener un incentivo adicional para retirar capacidad de éste y destinarla al procedimiento de resolución de restricciones técnicas. El estudio abordará también el diseño de los pagos por capacidad para, si se considera adecuado, proponer alternativas regulatorias que permitan alcanzar el objetivo de seguridad de suministro de forma eficiente y acorde con el marco normativo comunitario.

Se analizarán asimismo cuestiones relacionadas con la retribución de las energías renovables, los incentivos a la utilización de carbón nacional, la regulación al autoconsumo y el desarrollo de la posibilidad de hibernación de centrales de generación y sus implicaciones sobre el funcionamiento eficiente del mercado.