SHARE
Abril concluye con una subida del recibo de la luz del 46 %, la mayor de la historia

Después del periodo de prórroga que se inició el pasado 1 de julio, hoy arranca definitivamente la facturación horaria de la electricidad, el nuevo sistema de tarificación por horas para todos los clientes acogidos al precio voluntario al pequeño consumidor que dispongan de contador inteligente integrado. Mediante ella, los consumidores tendrán una tarificación personalizada basada en la lectura horaria de sus contadores, en lugar de acogerse al precio promedio diario del mercado nacional.

Para hacerla posible, el usuario debe disponer de un contador inteligente efectivamente integrado, detalle que queda especificado en la factura. En la actualidad, alrededor de quince millones de consumidores están acogidos al precio voluntario al pequeño consumidor (PVPC), la tarifa regulada por el Gobierno, pero no todos se regirán por la tarificación horaria. Las compañías eléctricas disponen de algo más de tres años, hasta final de 2018, para llevar a cabo la sustitución total del parque de contadores analógicos, por el de modelos digitales necesarios para el nuevo sistema.

Según los últimos datos facilitados por la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), alrededor de un 43% de los clientes domésticos contaban ya con un contador inteligente, aunque tan sólo el 36 % del total de estos equipos estaban integrados en el sistema, de tal modo que hoy son los que inician el nuevo sistema de facturación.