Conecta con nosotros

Eficiencia Energética

La batería de Tesla costará más de 10.000 dólares, aunque también se podrá tener en alquiler

Publicado

el

El próximo jueves, Tesla sacará a la luz por fin las baterías que ha promocionado y con las que ha creado gran expectación y que proponen una alternativa al coste de la factura de la luz. Entre la información ya disponible sobre el modelo, parece que el precio será elevado –alrededor de 10.000 dólares- pero que también podrá ser alquilable. En este último caso, la opción más atractiva consistiría en pagar una pequeña cuota mensual a lo largo de varios años –en torno a 15 dólares al mes- aunque previamente debería haber desembolsado una cantidad próxima a los 1.500 dólares. Gracias a este alquiler, el precio final para el cliente no superaría la mitad (6.600 dólares) del que supone adquirir el modelo en propiedad, que se situaría entre 10.000 y 15.000 dólares, dependiendo de los modelos existentes. En concreto y en cuanto a potencia se fabricarán dos modalidades: de 10 kWh y de 15 kWh.

Además, la compañía eléctrica podría subvencionar parte de la adquisición, si bien esta situación no se podría producir en España, por la situación que vive el autoconsumo en nuestro país, cuya propuesta del Real Decreto de Autoconsumo plantea que los usuarios paguen un impuesto por utilizar este tipo de sistemas. En Estados Unidos, ya hay alrededor de 300 baterías instaladas en hogares en pruebas y también lo hace por ahora la cadena de supermercados Wall-Mart.

La batería de Tesla será suficiente para mantener los servicios básicos durante un apagón, en el que sería uno de sus usos básicos. El modelo se presenta como una potente batería que puede almacenar toda la energía renovable necesaria para un hogar durante una semana. Todo ello con una sola carga, para que el consumidor pueda gestionar su consumo y no tenga que pagar la factura a final de mes. Se trata de una batería de hidrógeno y recargable mediante energía renovable. Según el modelo empleado por Tesla en el Toyota Mirai, el primer coche de hidrógeno fabricado en serie, la batería sería portátil y trasladable desde el vehículo al hogar para abastecerlo sin necesidad de recarga durante una semana completa.