Conecta con nosotros

Energía

Iberdrola se vuelca en hacer ofertas a sus clientes con contador digital

Publicado

el

Iberdola está ofertando a clientes que ya disponen de contador digital

Pese a que la resolución que regula la puesta en marcha de la nueva tarificación horaria está bloqueada, la compañía eléctrica Iberdrola se está dedicando desde hace meses a enviar cartas a sus clientes para, tras realizarles un estudio detallado, calcularles el posible ahorro que les supondría una de sus tarifas con discriminación horaria para clientes domésticos. Dicho cálculo se efectúa en función de la potencia contratada y la curva de consumo horario que facilita la distribuidora eléctrica. En cambio no se incluye el coste de los equipos de alquiler de medida y se añade que el cambio de tipo de contrato puede suponer un coste de 9 euros, más el IVA correspondiente, en concepto de los derechos de enganche.

Todo ello antes de que se ponga en marcha la nueva tarificación que, según manifestó la semana pasada el secretario de Estado de Energía, Alberto Nadal, estará aprobada la próxima semana, “como muy tarde”, mes y medio después de la fecha prevista. Tras la publicación de la resolución serán las distribuidoras quienes realizarán las lecturas (curvas de carga) y facilitarán la información a las comercializadoras cada dos meses, por un lado acerca del consumo realizado y por el otro la curva de carga horaria que el cliente ha tenido durante ese periodo horario.

Como consecuencia del “caos” informativo que para los clientes puede ser esta avalancha de datos difícilmente comprensibles, las compañías eléctricas barajan ofrecer a sus clientes y de forma voluntaria toda la información sobre los detalles de precios y curvas de carga. Allí incluirán los gráficos de consumo horario y de precio horario, para que el cliente pueda comprobar en qué periodos consume más y su precio respectivo, con el objetivo de que puedan decidir un mejor consumo en función del coste de la energía. En la actualidad y según los últimos datos que son de finales del pasado 2014, hay en torno a 14 millones de contadores inteligentes instalados, y alrededor de 10 millones de ellos ya cuentan con telegestión.